Tuesday October 22, 2019
| Última actualización: Monday at 9:54 PM

Primero de mayo 2019: Derroquemos a Trump y al 1%

Por Freedom Road Socialist Organization |
April 29, 2019
Leer más artículos en

El primero de mayo, el día internacional de los trabajadores, es una celebración de la lucha heroica por un mundo mejor por los trabajadores y los oprimidos de todo el mundo. El imperialismo es el sistema contra que luchamos. Este sistema está en todas partes, desde nuestros bajos salarios y la falta de atención médica, hasta las leyes racistas e intolerantes, hasta la interminable guerra y opresión que se siente en todo el mundo.

El imperialismo es un sistema condenado que está destinado a dar paso al socialismo, un sistema que pone a los trabajadores primero. El camino hacia la revolución y el socialismo se acortan cuando los trabajadores y los oprimidos se unen y se organizan contra las corporaciones codiciosas, contra los políticos malos y otros que protegen su sistema moribundo. Sus días están contados, nuestro día vendrá.

Este primero de nayo, Freedom Road Socialist Organization felicita a todos aquellos que luchan contra un sistema podrido dirigido por los billonarios y sus políticos. Pedimos a todos los que aman la paz, la igualdad y la justicia que se organicen y marchen en las calles por un mundo mejor. Solo una fuerza unida y bien organizada de trabajadores y personas oprimidas puede llevarnos a la victoria.

¡Trabajadores y oprimidos del mundo unidos!

Mucho antes de la elección de Donald Trump, los trabajadores y muchos otros en los Estados Unidos enfrentaron la opresión. El primero de mayo nació el 1 de mayo de 1886 cuando cientos de miles de trabajadores marcharon por las calles de los Estados Unidos exigiendo una vida mejor para todos. Muchos eran inmigrantes, no muy diferentes de los ataques de Trump contra los inmigrantes de hoy con deportaciones masivas y sus intentos de “construir un muro”. El renacimiento del primero de mayo como un evento masivo de la clase trabajadora se produjo el 1 de mayo de 2006 con más de un millón de chicanos, mexicanos, centroamericanos y otros que protestaron contra el proyecto de ley 'Sensenbrenner', una ley racista y antiinmigrante.

La clase trabajadora debe ser unida y debe construir un movimiento fuerte que pueda vencer todos los ataques de Trump. Los ricos poseen los lugares donde trabajamos. La clase obrera está formada por personas que trabajan para otros para ganarse la vida. Nuestra clase incluye mujeres, negros, chicanos, latinos, asiáticos, árabes, blancos y gente indigena. También incluye cristianos y musulmanes, inmigrantes, gente LGBTQ y muchos otros grupos. Los organizadores de la clase trabajadora buscan unir a todos los trabajadores para ganar victorias y enseñarse unos a otros algo muy importante: que un daño para uno es un daño para todos. No hay mejor manera de detener los planes de Trump de construir un muro que poner eso en práctica y apoyar a los inmigrantes latinos, africanos, árabes y asiáticos, junto con los inmigrantes musulmanes.

La agresión militar de Trump amenaza a los trabajadores de todo el mundo, especialmente en Asia y en países como Venezuela. La solidaridad con la clase obrera internacional significa oponerse a la intervención y la guerra, al igual que nos oponemos a los recortes económicos y los delitos policíacos aquí. La clase trabajadora de los Estados Unidos no se beneficiará del cambio de gobierno en Venezuela, un país con un gobierno popular que mira al socialismo, al igual que la clase trabajadora no vio ningún beneficio de la intervención en Irak y Afganistán. Naciones como Palestina necesitan liberación, no más guerra, y honramos a héroes como Rasmea Odeh, quienes se enfrentan a la represión. El pueblo filipino tiene derecho a la liberación y la independencia y el gobierno de los Estados Unidos debe dejar de apoyar las fuerzas represivas militares y policiales allí. En el país y en otros lugares, las guerras emprendidas por los ricos siempre cuestan más a los pobres y los trabajadores.

Organiza y lucha para ganar

Los activistas que trabajan en luchas aquí en los Estados Unidos continúan luchando y ganando. La clase obrera ha demostrado que podemos detener los ataques del 1%. El cierre del gobierno de Trump fue diseñado para hacer sufrir a la clase trabajadora hasta que obtuviera fondos para su muro rascista. Terminó después de que los trabajadores federales comenzaron a retener su labor en todo el país. La verdad es que el jefe nos necesita a nosotros y nuestro trabajo como trabajadores. Una vez que los trabajadores de importancia crítica en lugares como los centros de control de tráfico aéreo se organizaron y dejaron de trabajar ganaron. Trump se vio obligado a poner fin al cierre. Esta fue una gran victoria para la clase trabajadora de los Estados Unidos a principios de este año.

Los sindicatos de maestros han tomado la iniciativa de luchar con una de las armas más poderosas: la huelga. Con importantes victorias para maestros en ciudades como Chicago, la lección sigue siendo clara: la organización y la creación de una militancia sindical puede derrotar los ataques del jefe como el deseo de reducir los salarios, los beneficios y las condiciones. La International Brotherhood of Teamsters también hizo historia cuando los miembros de United Parcel Service votaron para autorizar una huelga y luego votaron contra un contrato malo de dos niveles. Sin embargo, los jefes sindicalistas están ignorando la voz de los miembros y están tratando de forzar el contrato. Los Teamsters que trabajan pueden ganar justicia cuando Hoffa Jr. y sus amigos pierden el voto y son expulsados de la oficina en 2021.

En todo el país, la gente negra de clase trabajadora está luchando y ganando victorias contra los delitos policiales. Los delitos policiales son un problema grave en la comunidad negra después de siglos de esclavitud, Jim Crow y leyes racistas forjaron a una nación oprimida de personas negras en los Estados Unidos. La Alianza de Chicago Contra la Represión Rascista y Política (CAARPR) ha renovado el vigor de la demanda de control comunitario sobre la policía. Esa demanda se está creciendo. Los organizadores que luchan contra los delitos policiales en todo el país están aprendiendo de Chicago y construyendo luchas importantes en lugares como Los Ángeles, Salt Lake City, Minneapolis-Saint Paul, Jacksonville y muchas otras áreas. Los organizadores chicanos y puertorriqueños merecen reconocimiento por su trabajo en la lucha contra los delitos policiales en sus propias comunidades. Los estudiantes y otras organizaciones comunitarias también ayudan a luchar contra la opresión nacional en todas sus formas.

Listos para los 2020s y más allá

El año 2019 representa una oportunidad increíble para prepararse para la próxima década de lucha. El primero de mayo es un momento cuando buscamos en la clase trabajadora una visión del futuro. Recordamos a aquellos que han caído o han sido encarcelados por esta lucha y ponemos nuestra fe en la clase trabajadora y en construir movimientos unidos bajo los luchadores de la clase trabajadora más avanzados. Debemos mantenernos vigilantes para proteger nuestros movimientos de todos los enemigos que quieren hacernos daño.

Freedom Road Socialist Organization saluda a los trabajadores, a las naciones oprimidas, a los estudiantes y otros que luchan en todo el mundo por la liberación de la vieja sociedad. Veremos avances serios en los años 2020 caminando nuestro camino común. Insistimos en el fin del capitalismo y el establecimiento del socialismo, un sistema donde el poder político y económico está en las manos de los trabajadores. Estamos decididos a marchar siempre hacia la victoria.

inspectorrandoness