Friday April 26, 2019
| Última actualización: Thursday at 4:01 PM

Boyle Heights exige justicia por el asesinato de Jesse Romero

Joven de 14 años es asesinado por la Policía de Los Ángeles
Por Redacción |
August 14, 2016
Leer más artículos en

Los Ángeles, CA – La noche del 10 de agosto, cientos de personas se reunieron en el corazón de la comunidad de Boyle Heights, entre Breed St. y Cesar Chavez Ave, para exigir que se haga justica por el asesinato de Jesse Romero, el joven de apenas 14 años de edad que fue abatido a tiros la noche anterior por la policía de Los Ángeles (LAPD por sus siglas en ingles). El incidente ocurrió luego de que el LAPD detuviera al joven por hacer grafiti. Jesse Romero es la quinta persona y el segundo menor, asesinado este año por el LAPD en Boyle Heights; el LAPD ya lleva 12 asesinatos en la ciudad de Los Ángeles en tan solo este año.

La familia de Romero organizó una vigilia para recordar a su hijo. La familia solicitó la ayuda de la Organización de Servicios Comunitario (CSO por sus siglas en ingles) para incorporarse y ayudar a organizar el movimiento de justicia —el Centro CSO está organizando la lucha contra los asesinatos policiales en Boyle Heights. Cientos de vecinos y simpatizantes participaron en la vigilia, al igual que los familiares de las víctimas de abusos policiales, quienes también hicieron presencia para apoyar a la familia Romero.

Mientras la comunidad se reunía, la presencia de los policías que paseaban para observar la protesta, intensificó la indignación del pueblo. La multitud respondió con gritos de “¡Asesinos!” ¡Asesinos!”. La ira colectiva se acentuó más aun, al ver un helicóptero policial volando por encima de la protesta. El pueblo continúo exclamando, “¡El pueblo unido, jamás será vencido!” y “¿Que queremos?, ¡Justicia! ¿Para quién? ¡Jesse!

El 14 de febrero del 2016, Edwin Rodriguez también fue asesinado por el Departamento de Sheriffs del condado de Los Ángeles. Su madre, Estela Rodriguez ha continuado luchando para que se haga justicia por su hijo, y al unirse a la protesta dijo “no puedo quedarme sentada en mi casa ahogada en dolor esperando que se haga justicia. He decidido unirme a la familia de Jesse Romero para exigir justicia, y que estos asesinatos no vuelvan a ocurrir. Tenemos un deber como madres y padres de siempre luchar por nuestros hijos y esta lucha a veces tiene que ocurrir en las calles”.

La familia del joven de 16 años, José Mendez, también se unió a la familia de Jesse Romero. El señor Juan Mendez dijo “yo trabajo en un restaurante, y cuando hay una queja yo sé con quién debo hablar, ¿pero con cual supervisor debe uno hablar cuando el LAPD asesina a uno de nuestros hijos? Mi hijo Juan Peruzzi solo tenía 16 años cuando el 6 de febrero del 2016 la policía de los Ángeles le disparó y lo mató. Ahora, el LAPD mata a un niño de tan solo 14 años y como padre me pregunto si mi hijo de 9 años está en peligro. Ningún padre debe temer perder a un hijo en manos de la policía”.

Norma Espinoza, la tía de Jesse Romero, agradeció el respaldo y apoyo que la comunidad le ha dado a su familia. Acompañándola, estuvo la señora Blanca Duenas, madre de Arturo Torrez, quien fue asesinado por el LAPD en abril de este año. La madre de otra víctima, la señora Maria Banda, también compartió la historia de cómo su hijo fue tiroteado por el LAPD hace dos años, y como luego de su milagrosa recuperación fue encarcelado.

“Será solo la unión de la clase trabajadora con los Afroamericanos y los Chicanos lo que nos llevará a la liberación y acabará con los asesinatos policiales”, dijo Carlos Montes, activista Chicano revolucionario de larga trayectoria. Agregando que “necesitamos un movimiento revolucionario que desmantele al LAPD. Demandamos y exigimos que se haga justicia por estas familias que hoy sufren. ¡Ni una muerte más en manos de los policías asesinos!”.

Mientras la multitud se dispersaba, las personas empezaron a colocar velas encendidas en el lugar de los hechos, para conmemorar la vida de Jesse Romero. La familia de Jesse Romero y el Centro CSO hicieron un llamado para una protesta y manifestación frente a la estación policial Hollenbeck, en Boyle Heights, para el sábado 13 de agosto al medio día. La lucha de los Latinos y Chicanos contra la violencia policial continua.

inspectorrandoness