Thursday December 13, 2018
| Última actualización: Wednesday at 9:34 PM

Janus, fallos anti-obreros no pueden detener un movimiento obrero en lucha

Por |
September 19, 2018
Leer más artículos en
Trabajadores en Minnesota protestan despues del verdicto de la Corte Suprema en
Trabajadores en Minnesota protestan despues del verdicto de la Corte Suprema en el caso Janus v. AFSCME. Trabajadores en Minnesota protestan despues del verdicto de la Corte Suprema en el caso Janus v. AFSCME.

Por la Organización Socialista Camino a la Libertad

El fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso Janus V. AFCSME es un asalto directo por la clase dominante en contra del movimiento sindicalista dentro los EEUU. Es un ataque liderado por las corporaciones y fundaciones derechistas, como la Fundación Nacional para el Derecho al Trabajo y la Fundación Bradley, que está completamente apoyado por la administración de Trump. Aunque este asalto en particular, la decisión Janus, está enfocado en los sindicatos del sector público, no hay que equivocarse, los efectos se sentirán a través del movimiento sindicalista y toda la clase obrera.

El sector publico esta sindicalizado a un índice cinco veces más grande que el sector privado. Los índices altos de sindicalización en el sector público y sus sindicatos más fuertes han ayudado a sostener a los sindicatos del sector privado y han ayudado a los obreros a establecer estándares mas altos en la materia de salario, beneficios, y condiciones de trabajo.

También se debe notar el papel que los sindicatos de sector público tienen en las políticas. Desde el tiempo de la administración del presidente Reagan, el mundo empresarial estadounidense ha estado librando una guerra en contra de nuestros sindicatos y, hasta un grado, el dinero gastado en mellar unos de los peores ataques derechistas ha sido dinero bien gastado. Dicho eso, hay un problema: los dos partidos políticos mayores representan los intereses de los grandes negocios, y muchos políticos están mucho más interesados en gastar nuestras cuotas sindicales que en proseguir una agenda pro-sindicalista. Pero eso es una discusión que los trabajadores necesitamos tener dentro de nuestros sindicatos – y rechazamos la idea de que el gobierno o los jefes deberían decidirlo por nosotros.

Aumento de líderes sindicalistas jóvenes

Aun con los retrasos, debemos reconocer y celebrar nuestras victorias. El número de miembros sindicalistas en los Estados Unidos subió en el 2017. Tres cuartos de los nuevos miembros sindicalistas han cumplido menos de 34 años de edad. Los jóvenes de 18 a 29 años de edad son los más probables en tener una vista positiva de los sindicatos que cualquier otro grupo de edad. Ellos están tomando papeles de liderazgo sindicalista con mas ideas radicales sobre el fortalecimiento del movimiento sindicalista. Este cambio generacional se debe a las condiciones económicas afrontadas por los trabajadores jóvenes. Eso muestra una apertura a ideas mas audaces y radicales, porque el statu quo ha fallado a los trabajadores jóvenes.

El fallo Janus significara el incremento de la discriminación racial y la desigualdad para las mujeres.

Muchos sindicatos del sector público fueron ganados atreves de las luchas libradas por los trabajadores Afroamericanos durante el movimiento por los derechos civiles. Hoy, las nacionalidades oprimidas y las mujeres todavía se encuentran fuertemente representados en el sector público. Sin duda este ataque es uno que será particularmente sentido por las mujeres y los trabajadores de nacionalidades oprimidas. Porque los sindicatos del sector público también lideraron el camino en defender y abogar por los servicios como la educación pública y los programas de salud y nutrición publica, la calidad de vida para esos recibiendo estos servicios se disminuiría debido a los ataques derechistas continuos. Estos servicios están en la mira de las corporaciones que quieren hacer lucro por medio de la privatización. Sin sindicatos del sector público en el camino, la privatización será más fácil en lograr.

Construir el movimiento sindicalista

El movimiento sindicalista ha afrontado condiciones más difíciles en el pasado. Hemos vencido barreras organizando obreros aun cuando hacerlo era ilegal. Hemos resistido a los jefes entablando la lucha militante a pesar de la represión violenta en parte de la clase dominante. Podemos aprender de los triunfos pasados de nuestro movimiento. Debemos seguir el ejemplo de los maestros que recientemente obtuvieron conquistas materiales aun sin el apoyo del liderazgo de sus sindicatos y aun con sus paros de trabajo siendo ilegales.

Al fin, el pueblo obrero no debería esperar para que los políticos cambien las leyes; debemos reconocer que simplemente votar por demócratas no es suficiente. Necesitamos votar en contra de los esbirros de Trump en las elecciones venideras. Obreros también deben reconocer que el sindicalismo empresarial o de modelo de servicio no es el camino hacia adelante – ese modelo es moribundo. La manera en que la clase obrera construye el poder político es organizando un movimiento sindicalista militante de lucha de clases. Nuestros sindicatos deben convertirse en sindicatos luchadores. La gente se unirá a sindicatos militantes y organizara no solo por principios morales, pero por que sindicatos fuertes materialmente mejoran las condiciones económicas de la clase obrera. Los sindicatos necesitan guiar a sus miembros a tomar acciones audaces en el ámbito de su trabajo para sobrevivir y florecer bajo Janus. La Organización Socialista Camino a la Libertad clama por la construcción de alianzas estratégicas para la creación de un nuevo movimiento social y para la transformación de los sindicatos en centros de la lucha de clases.