Thursday December 12, 2019
| Última actualización: Wednesday at 9:27 PM

Trump decreta orden ejecutiva para la construcción del muro fronterizo con México

Por Masao Suzuki |
January 26, 2017
Leer más artículos en
Enter a descriptive sentence about the photo here.
(Fight Back! News/Staff)

El 25 de enero, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva que da inicio a la construcción de un muro fronterizo entre México y los EE.UU., incrementa el número de agentes de patrulla fronteriza, y aumenta la cooperación entre las autoridades federales de inmigración y las agencias locales de policía. Esta es la primera orden ejecutiva de Trump contra los inmigrantes y sin duda alguna no será la última.

La orden ejecutiva de Trump parte de mitos racistas que culpan a los inmigrantes indocumentados mexicanos de ser la causa de crímenes y actos terroristas. De hecho, solamente una de cada cinco personas arrestadas en los EE.UU. son inmigrantes, significa una persona nacida en los EE.UU. tienen más probabilidades de ser arrestadas que un inmigrante.

Esta orden ejecutiva ordena iniciar la planificación y construcción de un muro entre los EE.UU. y México. Este muro puede costar hasta $20 billones y requiere que el congreso federal designe fondos para su construcción. Trump ha prometido que México pagará por el muro, y parte de la orden ejecutiva busca indagar sobre la asistencia internacional que recibe México de los EE.UU. Sin embargo, aunque los EE.UU. elimine toda asistencia a México, esto tomará alrededor de 50 años para pagar por el muro. Además, la mayoría de la asistencia de los EE.UU. hacia México es mayormente para programas anti-drogas y asistencia militar, cuestiones supuestamente de importancia para Trump.

Otro componente de la orden ejecutiva es agregar miles de agentes nuevos a la agencia de patrulla fronteriza. La orden ejecutiva también reinicia el llamado programa de “comunidades seguras”, conocido en inglés como Secure Communities - 287(g) program. Este programa obliga a las autoridades estatales y locales a cooperar con los agentes de ICE y otras agencias federales de inmigración. La misma orden ejecutiva también busca expandir los centros de detención en toda la región fronteriza.

La construcción de un muro fronterizo entre los EE.UU. y México, y la expansión de agentes de la patrulla fronteriza han sido política bipartidista desde 1996, cuando la administración del presidente Bill Clinton aprobó el Acta de Reforma de Inmigración Ilegal y Responsabilidad Migratoria. La expansión del muro fronterizo y el incremento de agentes de inmigración también fueron partes de las propuestas de ley del 2005, 2006 y 2007, llamadas Reforma Integral de Inmigración (CIR por sus siglas en ingles), apoyadas todas tanto por los Republicanos como por los Demócratas del Senado.

La realidad es que, aunque desde 1996 se ha promovido la construcción de un muro fronterizo y la incrementación de la “seguridad fronteriza” entre EE.UU. y México, esto no ha detenido la inmigración indocumentada de México, la cual se multiplicó entre 1995 y 2007. Al contrario, durante este periodo la inmigración indocumentada proveniente de México incrementó más rápida que la inmigración indocumentada de otros países.

De igual forma se espera que Trump apruebe otras órdenes ejecutivas contra la Acción Diferida Para Llegados en la Infancia o DACA, como también contra personas musulmanes y ciudades santuario. La orden ejecutiva del 25 de enero fue tan solo el primer golpe de su política anti-mexicana, anti-inmigrante y anti-musulmana. El movimiento de defensa por los derechos de los inmigrantes debe organizar un amplio movimiento popular para apoyar y defender a las personas indocumentados y musulmanas. Debemos todos oponernos y luchar contra los planes racistas y xenófobos de Trump.

Traducción por Edward C Tolentino

inspector