Thursday February 21, 2019
| Última actualización: Thursday at 10:37 AM

Reporte directamente desde el proceso de paz en Colombia

Por Meredith Aby-Keirstead |
July 22, 2016
Leer más artículos en
Jennie Eisert, activista con el Comité Antiguerra de Minnesota
Jennie Eisert, activista con el Comité Antiguerra de Minnesota, habla en un evento sobre Colombia. (Lucha y Resiste/Redacción)
Take action:

To see a video of the event: http://tinyurl.com/jeh9ufb

Minneapolis, MN – El 21 de julio, la colombiana-americana Jennie Eisert, presentó un conmovido reporte sobre su participación en la delegación enviada por Alliance for Global Justice, para el proceso de paz en Colombia. Eisert estuvo en Colombia en mayo, semanas antes de que el gobierno colombiano y las Fuerzas Revolucionarias de Colombia-Ejercito Popular (FARC-EP) declararan oficialmente, el 23 de junio, el fin a la guerra de medio siglo.

Eisert inicio el informe con un enfoque en el proceso de paz actual, diciendo “Me reuní con representantes de los movimientos campesinos, indígenas, afro-colombianos, sindicatos, desplazados, y prisioneros políticos absueltos de las FARC. Las personas con las que me reuní, tienen la esperanza de que este acuerdo de paz sea realmente exitoso. Este proceso de paz en Colombia tiene dos aspectos muy importantes. El primero es la creación de un amplio frente electoral, y el segundo es una nueva constitución. Estos dos puntos están relacionados con lo ocurrido con el Frente Patriótico en 1985”. En ese entonces, el movimiento de izquierda Unión Patriótica tuvo una sorprendente victoria en las elecciones nacionales, con líderes de movimientos sociales y antiguos guerrilleros como candidatos. Sin embargo, miles de candidatos y simpatizantes fueron asesinados, acontecimientos que los colombianos denominan como el genocidio de la Unión Patriótica. También explicó que, debido a esta historia, “ellos demandan la aplicación de estos mecanismos para hacerle frente a una posible violencia paramilitar y estatal, y así evitar otro genocidio”.

Como parte de la delegación, Eisert tuvo la oportunidad de entrevistar a líderes sindicales y activistas, representantes de diversos sectores de la sociedad colombiana, quienes se han aliado con el movimiento denominado Marcha Patriótica; formado en el 2012 y compuesto por alrededor de dos mil organizaciones. La Marcha Patriótica describe estar “comprometida profundamente con la defensa de la causa popular y estar inspirada por el legado histórico de la lucha del pueblo colombiano por una verdadera y definitiva independencia, a favor de la paz con justicia social, democracia, soberanía, y el proceso de unidad latinoamericano. Han creado una visión anti-imperialista y son el producto de la resistencia organizada, compuesta por organizaciones rurales, intelectuales, estudiantiles, movimientos sociales de izquierda y algunos sindicatos”. Eisert utilizo la presentación como una oportunidad para a la vez compartir anécdotas de resistencia contra la explotación que lleva a cabo el gobierno colombiano y los paramilitares.

Parte de la presentación tuvo que ver con el papel que juega los EE.UU. en Colombia. Eisert criticó al gobierno de los EE.UU. por la asistencia militar que le provee al gobierno derechista de Colombia; su conocimiento de la asistencia, entrenamiento y financiamiento que dicho gobierno le provee a los paramilitares escuadrones de la muerte; su deseo de promover tratados de libre comercio a costa de los derechos laborales colombianos; al igual que el rechazo de liberar al negociador de paz de las FARC, Ricardo Palmera (conocido en Colombia como Simon Trinidad), de la prisión de máxima seguridad en Colorado, EE.UU.

Al final de la exposición, se animo a los participantes a firmar las petición del Anti-War Committee, no solo para la liberación del prisionero político, vicepresidente de FENSUAGRO, Hubert Ballestros, quien se encuentra encarcelado en Colombia, sino que también para presionar al presidente Obama a que libere a Ricardo Palmera, para que este pueda contribuir al proceso de paz. De igual forma, se les convocó a los participantes compartir toda esta información sobre la lucha por la paz y justica del pueblo colombiano.

Durante este periodo tan crítico, el Minnesota Anti-War Committee tiene planeado organizar a todos los simpatizantes para presionar al gobierno colombiano a que mantengan las promesas acordadas en el proceso de paz.

inspectorrandoness