Monday February 18, 2019
| Última actualización: Monday at 8:55 AM

Trabajadores de comida rapida en Tucson luchan por salario minimo de $15

Por Redacción |
September 10, 2014
Leer más artículos en
Trabajadores de comida rapida en Tucson luchan por $15
Trabajadores de comida rapida en Tucson luchan por $15 (Lucha y Resiste)

Tucson, AZ – Este pasado jueves 4 de Septiembre la ciudad de Tucson se integro al movimiento nacional “Fight for $15” o “La Lucha por el Sueldo Mínimo”. Este creciente movimiento obrero está luchando actualmente por el objetivo de sindicalizar a los trabajadores de la industria de comida rápida y lograr incrementar el salario mínimo a $15 dólares la hora. El Sindicato SEIU (Service Employees International Union por sus siglas en ingles) está jugando un papel fundamental para impulsar nacionalmente este movimiento; el cual ya tiene presencia y se encuentra activo en grandes ciudades tales como Nueva York, Chicago, Atlanta, entre otras.

La Ciudad de Tucson despertó a las 7 de la mañana con el grito de trabajadores y trabajadoras exigiendo el derecho que tienen trabajadores para formar un sindicato, y como seres humanos para cobrar un sueldo digno. La coalición local por el sueldo mínimo (“$15 now coalition” en ingles) se hizo cargo de organizar esta manifestación. La demostración se realizo frente a un Burger King en el Este de la ciudad, en donde más de 70 personas de organizaciones sociales, grupos comunitarios y religiosos acompañaron en solidaridad a la coalición y a los trabajadores y trabajadoras que estaban en huelga. Ethan Beasly miembro de la coalición dijo “Estamos aquí no solo para dar a conocer la realidad de miles de trabajadoras y trabajadores que son obligados a vivir con sueldos de pobreza mientras irónicamente trabajan día y noche, sino que también para que los patrones sepan que el movimiento está creciendo y que vamos a lograr nuestros objetivos.”

De igual modo la manifestación pudo contar con la presencia y apoyo de representantes gubernamentales locales y estatales como Richard Elias y Raul Grijalva.

Los trabajadores y trabajadoras de la industria de comida rápida son expuestos a muchos abusos por estas corporaciones ladronas. Corporaciones multinacionales como McDonald’s, Burger King y Wendy’s se apropian de miles de millones de dólares en ganancias anuales, pagándoles a sus directores ejecutivos salarios millonarios. Al mismo tiempo, los trabajadores y trabajadoras se ven obligados a sobrevivir con un miserable sueldo de $7.90 la hora, que no les alcanza ni para cubrir sus necesidades más básicas, y es por esta razón que se ven en la necesidad de buscar asistencia pública para poder sobrevivir y alimentar a sus familias. Por igual hay que mencionar que también se les niega horarios de tiempo completo precisamente para evitar pagarles beneficios de salud.

Es aquí donde reside la necesidad y obligación que tienen las trabajadoras y trabajadores de organizarse en un sindicato que pueda defender y luchar por sus intereses y beneficios en contra del patrón y su capital. La clase trabajadora es una sola, debemos unirnos y educarnos para poder seguir luchando por lo que verdaderamente nos merecemos, una vida digna. La lucha continua, que viva la clase trabajadora.

inspectorrandoness