Saturday December 5, 2020
| Última actualización: Saturday at 12:24 PM

¡Alto a las deportaciones!

¡Amnistía ahora!
Por Joe Iosbaker |
September 1, 2006
Leer más artículos en

Chicago, IL - En Chicago, julio 19 la voz de Emma Lozano se quebrantaba cuando hablaba a miles de marchantes para los derechos de los inmigrantes en Grant Park. “Estoy aquí para tocar la campana para un moratorio inmediato a las deportaciones y a las autorizaciones de las redadas en empleadores.” El fundador de Pueblo Sin Fronteras terminaba de ayudar a conducir en una marcha de tres millas y media a más de 20,000 personas en una temperatura de 90 grados de calor. El evento era una continuación de movilizaciones para los derechos de los inmigrantes que comenzó esta primavera por el movimiento de Chicago en marzo 10. 

La campana a la que ella se refería era una replica de la que se tocó para comenzar la revolución mexicana hace 200 años. Fue acarreada en una camioneta a través de las calles en medio de la multitud. Connie y Víctor Parra, miembros del Local 73 SEIU (Sindicato para Empleados de Servicios Internacionales) la trajo al Parque de la Unión esa semana. “Mi madre encabezó el Comité del día de de Independencia mexicana en Chicago hace 20 años. El gobierno de México le dio la campana en reconocimiento por sus esfuerzos en nombre de nuestra comunidad,” explicó la Sra. Parra.

El sonar de la campana era acompañado por cantos que decían “¿Qué queremos? ¡Amnistía! ¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!”

Discusión en Washington

El Padre Marcos, otro organizador de la marcha, dijo que el sabía de niños en su parroquia que estaban solos en casa, sin comida por que los padres habían sido ambos deportados.

El congresista Luís Gutiérrez dirigió una reunión, condenando las invasiones repentinas a los inmigrantes que están siendo transportados fuera del país por el Departamento de Seguridad de Tierra Natal, a través de inmigración y del Armamento Ejecutivo de Aduana. “El presidente Bush no puede contradecirse. El no puede reclamar estar a favor de los inmigrantes indocumentados por una parte y por otra ordenar invasiones repentinas rompiendo familias.”

Gutiérrez quiere que Bush desista hasta que el Congreso complete su debate en la legislación diferente que ha sido adoptada por la Asamblea Legislativa del senado. El proyecto de Ley de la asamblea, llamado Proyecto de Ley Sensenbrenner o HR4437, fue el ataque maligno que inicio el movimiento de protestas esta primavera. Eso convertiría en criminales a todos los trabajadores indocumentados, y a todas las personas que les ayuden. El proyecto de ley del senado es menos severo, pero es demaciado poco para la inmensa demanda del movimiento que solicita amnistía para todos los trabajadores indocumentados.

Siguiente paso

José Artemio Arreola, un co-presidente del Movimiento 10 de Marzo, estaba presente en la reunión también. “No apoyamos los proyectos de ley en Washington,” comentó Arreola, “por que queremos que los políticos nos escuchen. Les diremos lo que la gente necesita: no deportaciones, no programa de huésped al trabajador, y legalización para todos. Una vez que tengamos eso, necesitamos un procedimiento de visa que conceda a trabajadores inmigrantes derechos laborales completos.”

Ya hay planes en curso para otra movilización masiva en Chicago para el fin de semana del Día del Trabajo, día de fiesta de los EE.UU. para los trabajadores. “A partir del día internacional de los trabajadores al día de trabajo de los EE.UU., los trabajadores inmigrantes continúan exigiendo igualdad plena,” Arreola concluyó.