Thursday December 2, 2021
| Last update: Wednesday at 11:05 AM

Entrevista: Presidenta del SEIU Local 73 Dian Palmer habla acerca de la huelga de trabajadores del Condado Cook

Por Redacción |
October 15, 2021
Leer más artículos en

Desde el otoño de 2019, SEIU Local 73 ha realizado cuatro huelgas. En ese otoño se unieron al Sindicato de Maestros de Chicago en su lucha contra las Escuelas Públicas de Chicago; en septiembre de 2020 se unieron a la Asociación de Enfermeras de Chicago en el Hospital de la Universidad Illinois en Chicago; en diciembre de 2020 realizaron una huelga de un día con 2,500 trabajadores en contra del gobierno del Condado Cook; y este verano han realizado una huelga histórica de 18 días con esos mismos trabajadores en contra de la misma administración.

La presidenta del SEIU Local 73, Dian Palmer, encabezó todas estas huelgas – más huelgas que cualquier otro sindicato local o internacional en los Estados Unidos durante ese periodo. Tres de las huelgas ocurrieron durante la pandemia de covid-19. El único sindicato en el país que se le acerca a este récord es el Sindicato de Maestros de Chicago, pero sus huelgas – aunque fueron más grandes – se realizaron a lo largo de siete años.

Muchos sindicalistas, incluyendo el SEIU a nivel nacional, le están prestando atención al Local 73. ¡Lucha y Resiste! tuvo la oportunidad de hacerle unas preguntas a la presidenta Palmer acerca de las lecciones que ha dejado la huelga en el Condado Cook.

¡Lucha y Resiste!: ¿Podrías hablar acerca de lo que hacen los trabajadores del Condado Cook y por qué están en huelga?

Dian Palmer: SEIU Local 73 representa alrededor de 2,500 trabajadores en cuatro áreas principales de trabajo y ocho contratos: salud del Condado Cook, la oficina del alguacil, las oficinas del presidente del condado, y la oficina desecretarios. Lamentablemente, estos trabajadores han laborado por varios años con contratos que producen ganadores y perdedores usando un sistema en el cual el condado le incrementa los sueldos a algunos trabajadores y se olvida de otros. El condado también jugó un juego sucio ya que el condado se salió con la suya pagando tarifas inferiores a las del mercado para los trabajadores que trabajaban de guardia porque un miembro calculó mal la cantidad de trabajadores que calificarían para el pago de guardia.El condado se lavó las manos y nos dijo, “es su problema. Ustedes van a recibir esta cantidad de dinero. Háganlo rendir.” Esto resultó en que a los trabajadores se les pagara tarifas inferiores a las del mercado por tres años.

Por último, el condado a menudo dejaba atrás a grupos de trabajadores en el mismo trabajo. Es decir, los trabajadores que realizaban el mismo trabajo con una antigüedad similar ganaban diferentes salarios.

Los trabajadores se quejaban de la falta de dignidad y respeto en el trabajo. Frecuentemente, el condado castigaba a los trabajadores por motivos de enojo y venganza. El condado recibió ayuda federal por la pandemia, pero se negó a incrementarle los sueldos a trabajadores con esa ayuda. Algunos trabajadores y sus familias se enfermaron, y lamentablemente algunos fallecieron. Lo mínimo que el condado pudo haber hecho fue incrementarles los sueldos a todos los trabajadores. Algunos recibieron incrementos y algunos no. De nuevo, ganadores y perdedores.

¡Lucha y Resiste!: ¿Además de los sitios en huelga, nos podrías describir las demostraciones organizadas por los huelguistas? ¿Cuál era la estrategia general?

Palmer: Nuestra estrategia era hacer público nuestro mensaje y llevar nuestros asuntos a los ciudadanos y sobre todo a los votantes. Organizamos manifestaciones, marchamos por las calles, tuvimos una vigilia e hicimos algunas sentadas en el ayuntamiento.

¡Lucha y Resiste!: ¿Qué tipo de apoyo recibió la huelga de parte de otros sindicatos y la comunidad?

Palmer: La ayuda de otros sindicatos fue clave. Nos ayudaron a desarrollar nuestra estrategia para las negociaciones, nos dieron apoyo financiero, y se comunicaban con los funcionarios. Muchos de ellos nos llamaron para informarnos de su apoyo y afirmar su compromiso. Le quiero dar un saludo especial al presidente Greg Kelly [SEIU Health Care Illinois/Indiana], quien se reunió con nosotros hasta la madrugada durante una sesión de negociaciones.

¡Lucha y Resiste!: 18 días es bastante tiempo para estar sin trabajar. ¿Qué hizo el sindicato para mantener la unidad entre los huelguistas?

Palmer: Los trabajadores fueron increíbles. Los mantuvimos informados en cada etapa del proceso. Lucharon porque se dieron cuenta, como dijo Barack Obama, de que “eran el cambio por el que estaban esperando.”

¡Lucha y Resiste!: ¿Cómo describirías el resultado de la huelga?

Palmer: El resultado no fue todo por lo que luchamos, pero fue un logro en comparación con lo que teníamos. Desafortunadamente, tuvimos que dejar dos asuntos para arbitraje porque el condado se negó a negociar un acuerdo razonable para aumentar el sueldo a los trabajadores menos pagados, por un lado, y, por el otro, a los que han trabajado por más tiempo. Fue una dura batalla con el condado. Lanzaron una campaña difamatoria en contra de los lideres del local con comentarios verbales y escritos, y sus acciones fueron muy parecidas a la represión sindical. ¡Imagínate eso! Pero seguimos adelante porque a fin de cuentas, es lo que merecen nuestros miembros. Es lo que merecen todos los trabajadores.

inspectorrandoness