Monday September 1, 2014
| Last update: Saturday at 11:55 PM
Bush criminaliza lucha por la liberación

Ricardo Palmera condenado en Corte de Estados Unidos (EE.UU.)

Por Redacción |
July 15, 2007
Leer más artículos en

Servicio de noticias de Fight Back / Lucha y Resiste, está circulando esta declaración del Comité Nacional para la Libertad de Ricardo Palmera (Simón Trinidad).

El lunes 9 de julio de 2007, en el segundo juicio y por los mismas acusaciones, el revolucionario colombiano Ricardo Palmera (Simón Trinidad) fue condenado por conspiración para tomar rehenes. Estos rehenes son tres ciudadanos estadounidenses, contratistas militares, mercenarios extranjeros que luchan en la guerra civil en Colombia al lado del gobierno de Alvaro Uribe y bajo ordenes de EE.UU.. Mientras efectuaban un espionaje electrónico, su avión fue derribado por el fuego de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el sur de Colombia en un territorio controlado por las FARC.

Su captura y detención ocurrió en el contexto de la intervención de la administración Bush, la cual interviene cada vez más en el conflicto social armado de la nación colombiana. De hecho han declarado que hay unos 800 consejeros militares y 500 contratistas militares también de los EE.UU. Además, del incontable número de agentes de la DEA (Drug Enforcement Agency). La presencia de EE.UU. en Colombia es como una guerra de Irak en escala menor. Por ejemplo, los EE.UU. dan entrenamiento y armas directamente a los militares y a sus paramilitares escuadrones de la muerte . Bush y sus los generales están cargo de los planes operacionales y logísticos . El presidente Alvaro Uribe recibe de ellos sus ordenes. Uribe firmó la solicitud de extradición de Ricardo Palmera hacia los EE.UU. en el 2003. Esta extradición viola de hecho la soberania nacional de la gente y el Estado colombiano.

En la guerra civil en Colombia hay una marcada oposición de los campesinos, obreros y trabajadores revolucionarios de las FARC en contra de la rica y corrupta élite colombiana. La administración de Bush le ha dado apoyo total al titeré del presidente Uribe, mientras cada vez más su gobierno se enreda en innumerables escándalos de narco-tráfico.

Del otro lado están las FARC con un creciente dinámismo e incorruptibles, atrayendo a líderes a su organización como a Ricardo Palmera, profesor universitario y de una familia de fortuna,que busca la paz y la justicia social. Palmera no vió posibilidades para las reformas y por eso se incorporó a las filas revolucionarias de las FARC para luchar por el cambio de sistema.

Ricardo Palmera (Simón Trinidad) era el principal negociador de las FARC en los diálogos para la paz y el intercambio de prisioneros. Los EE.UU., prácticamente secuestró a Palmera del Ecuador hacia Colombia y desde allí hacia EE.UU., el 31 de diciembre del 2003.También, junto con la guerrillera de las FARC Anayibe Rojas Valderrama (Sonia), enfrentan falsos cargos criminales en las cortes de EE.UU.

En verdad, no hay un juicio justo para Ricardo Palmera, a él lo mantienen en una celda en confinamiento solitario desde que llegó en la fecha arriba mencionada (12-31-2003), sin permitirle las visitas de sus familiares, amigos, ni permitirle a ningún reportero entrevistarlo. La única vez que ve caras amigables es durante el juicio en que simpatizantes de diferentes partes de los EE.UU., llenan el salón de la corte. El abogado defensor de Palmera fue escogido por el propio gobierno de los EE.UU. y al que le dan migajas recursos y no le han permitido si quiera que presente un sólo testigo para la defensa de Palmera. Mientras que al fiscal de los EE.UU., le dan centenares de miles de dólares y le han permitido casi todo un ejército de testigos-informantes pagados para que declaren en contra de Palmera. Sin embargo, fue duro para los EE.UU., perder como ellos han perdido.

En el primer juicio el profesor Palmera con su propio testimonio convenció algunos miembros del jurado que rehusaron encontrarlo culpable. El juez Hogan, quien presidió el primer juicio lo declaró viciado y nulo. En el comienzo del segundo juicio y por los mismas acusaciones que hemos mencionado, el defensor público de Palmera Bob Tucker , sorprendió al juez Hogan que se confabulaba con el fiscal Kohl para violar sus propias reglas, en momentos en que investigaban a los jurados para que dijeran porque habían votado en contra del veredicto condenatorio. El juez Hogan tuvo que renunciar a presidir el juicio y lo hizo volunatariamente para salvarse de la humillación creada por confabulación en el caso.

Ahora,en este segundo juicio al profesor Palmera, lo encontraron culpable de conspiración para tomar rehenes. El jurado parecía estancado en los otras acusaciones y sólo podemos imaginarnos las negociaciones que tuvieron lugar en las deliberaciones. La única sorpresa en el tren en que montaron a Ricardo Palmera es como de inepto y absurdo ha sido y es el gobierno de EE.UU.

Lo que han hecho los EE.UU. es montar un juicio en contra de las FARC, en una corte criminal para desarrollar su estrategia de criminalizar a los revolucionarios. En la mente de la gente de Colombia y los Estados Unidos, quienes conocen el caso es una prueba más de que el imperio de los EE.UU. está creciendo en su desespero y actuando violentamente para salvar su dominio y evitar el triunfo de las luchas por la liberación de los pueblos. 

El pueblo de Colombia entiende claramente que no hay justicia en el sistema que impera en su país. Ahora, también entienden de la injusticia en los EE.UU., pues mientras bajo las ordenes de la Casa Blanca, el criminal Scooter Libby recibe el perdón presidencial bajo instrucciones del propio presidente Bush. El revolucionario colombiano Ricardo Palmera (Simón Trinidad) va a una celda en la que está en un cruel confinamiento solitario. Pero, Palmera va con la frente en alto, seguro, sabiendo que las luchas del pueblo colombiano en contra de la pobreza, la miseria y las muertes que han ocurrido en Colombia como consecuencia de la intervención de los EE.UU.. van en camino a la victoria. Por el momento, Ricardo Palmera ( Simón Trinidad) estará preparándose para el próximo juicio criminal en el que será acusado e inevitablemente será convicto con la falsedad de traficar con drogas hacia los EE.UU.

Nuevamente, nos movilizaremos y con muchísima más razón para protestar y llenar el salón de la corte en donde se lleve a cabo el juicio. Esto será alrededor del 20 de agosto, necesitamos su presencia. Unete a la lucha por la libertad del revolucionario colombiano Ricardo Palmera.

--Comité Nacional por la libertad de Ricardo Palmera

Para más información:

www.freericardopalmera.org

Info@freericardopalmera.org

inspectorrandoness