Friday September 20, 2019
| Última actualización: Friday at 9:41 AM

Una victoria para los trabajadores

Pero la lucha para defender a los trabajos sigue
por Joe Iosbaker |
March 1, 2003
Leer más artículos en
sindicalistas marchan
Trabajadores de UIC dicen, "que corten desde arriba!" (Lucha y Resiste!/Joe Iosbaker)

Chicago Il.- El nuevo gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, anunció que el presupuesto estatal falta $5 mil millones de dolares, una semana despues de tomar las riendas de poder.

Todo mundo pregunta ¿Como sucedió esto? Según la organización “Citizens for Tax Justice”, este deficit se debe a dos cosas: En primer lugar, en Illinois los ricos pagan menos impuestos estatales que en todos los otros estados menos cuatro. En segundo, en una recesión la totalidad de los impuestos que se recogen es menos.

Los empleados de la Universidad de Illinois in Chicago (UIC) saben una tercera causa. Antes que nos azotó la recesión “los jefes celebraban una pachanga” dice Tom terranova, principal negociador para 900 trabajadores secretariales en la UIC representados por el local 73 del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU por sus siglas en inglés). Hizo referencia a una investigación llevada a cabo para el sindicato por el Centro Para Analisis de Política Económica, que discubrió que los maximos jefes adminstrativos en dicha universidad han aumentado sus propios sueldos mas que los aumentos salariales de los demas empleados universitarios durante los últimos diez años. Para los 1 porciento de los jefes que se encuentran in los niveles mas altos, sus sueldos han subido de un promedio de $150,000 anuales , a $250,000.

Los empleados se molestaron especialmente cuando se enteraron que un poco antes de que lo crítico de la situación presupuestuaria fue hecho público, muchos administradores de alto rango recibieron aumentos del último momento. Luego cuando se hizo la declaración de la crisis, se hicieron tambien llamados para cortar el personal. Los grandes aumentos de los jefes no fueron retirados. Dice Terranova que como respuesta a esta crisis “La Administración de la UIC y sus socios políticos en Springfield desean balancear al presupuesto en las espaldas de los empleados”.

Los empleados en local 73 tienen la respuesta a estos ataques: ¡Que corten la “carne de puerco”!

El 12 de Febrero mas de 100 empleados de la UIC y sus apoyadores desfilaron a la reunión de La Junta de Fiscales. Luz Martinez, una integrante del comité de negociaciones, le dijo a los canales de televisión en español 44 y 66 “La administración ha cortado empleos y ha congelado a nuestros salarios. Ya tenemos mucho mas trabajo que hacer. No es justo que nos niegen aumentos”.

Shirley McIntosh, una delegada sindical, dijo a la conferencia de prensa: “Cuando nosotros sufrimos, los pacientes y los estudiantes que dependen de nuestros servicios, sufren tambien”. Sirlena Perry, otra integrante del comité de negociaciones, agregó “una congelación salarial es una reducción salarial, cuando se toma en cuenta que no se han congelado las cuentas que tenemos que pagan. Se aumentaron los costos de estacionamento, de calefacción, de gasolina, como de todo”.

Se llamó la marcha para aumentos salariales y un contrato justo para los trabajadores secretariales. Ademas las pancartas de los manifestantes condenaron los aumentos absurdos de los jefes.

“Estos administradores dicen que todo mundo tiene que apretar el cinturon para aguantar los tiempos difíciles” dijo Christine Boardman, presidente del local 73. “Pero todo el peso cae sobre los empleados. Los salarios y gastos de la alta administración no han sido afectados”.

La presidente Boardman refería a un escándalo que ultimamente ha sido revelado por la prensa. La Junta de Sindicos ha gastado mas de $500 millones para rentar aviones particulares para llevar sus miembros a reuniones y eventos deportivos. Esto fue una insulta adicional. Pero el problema principal no ha sido estsos privilegios. Es que la inflación de los salarios de los administradores le ha costado $25 millones a la universidad en los últimos 10 años.

En el medio de los cortes presupuestuarios, el local 73 ha luchado para defender a los intereses de nuestros miembros en varias frentes de batalla. Se venció el contrato en Agosto, y en las negociaciones para un contrato nuevo, el comité de negociaciones ha buscado mas seguridad de trabajos y para defender a lo ganado en los contratos en el pasado. El sindicato tambien ha buscado legislación, como por ejemplo que el presupuesto de la universidad fuera revisada linea por linea, para asi identificar mejor los posibles ahorros que podrían dirigirse a los salarios de los empleados.

Como resultado del escándalo público y las protestas, los empeados ganaron la concesión de una audiencia sobre nuestras quejas de las inequidades aquí. Ahora, junto con los esfuerzos legislativos, se ha ganado una victoria inicial. Los empleados secretariales ganaron una continuación de aumentos por escalas para este años. Hace años, este tipo de aumentos fueron un derecho que gozaba todo empleado de servicio civil. A los comienzos de los 1990, fueron eliminados para todos los trabajadores. Los trabajadores sindicalizados lucharon para retomarlos en 1993. Retener estos aumentos por escala significa que la mayoría de los miembros del local 73 recibirán un aumento de 4% en la fecha de su aniversario. Pero algunos miembros del local ya han llegado al máximo nivel y no recibirán ningun aumento por escala, de modo que la lucha para un aumento en un contrato justo seguirá.

Cortes de Trabajos y Ataques a los Derechos por Antigüedad.

Lo que la gerencia dio en cantidades pequeñas, buscan retomar en cantidades grandes. Todavia amenazan con 1,200 empleos cortados en toda el sistema de la Universidad de Illinois. Lo peor es que los negociadores de la administración pretenden eliminar las protecciones para los empleados con antigüedad en el trabajo. Sería posible que los administradores de departamentos despidan empleados con muchos años de servicio para traer a gente nueva.

Local 73 responde con una lucha para salvar a nuestros trabajos. Esto involucra en parte acción por parte de los miembros. Tambien se planea un esfuerzo para poner fin al abuso de los trabajadores de “Extra Help”, o sea empleados temporales que no reciben beneficios y trabajan muchos años sin ser colocados en un puesto permanente.

“La lucha sigue” dice Glenda Searcy, otro miembro del comité de negociaciones. “Estamos luchando para todos nuestros miembros, por seguridad en el trabajo y para un aumeto para todo el mundo. Si tienen que seguir sin aumento, las vidas de nuestros miembros se verán afectados. Tenemos que seguir luchando”

inspectorrandoness