Tuesday February 25, 2020
| Última actualización: Tuesday at 1:10 PM

La voz del pueblo no se puede ignorar

Por Edward Tolentino |
August 8, 2014
Leer más artículos en
Protest en Tucson AZ

Tucson, AZ—El primero de Agosto del 2014 el Departamento de Policías de Tucson (TPD), utilizando la ley de discriminación racial SB1070, detuvo a Gerardo Ruiz Lopez debido a una supuesta infracción de transito. Después de haber sido detenido de manera cínica e inmoral, el conductor fue arrestado y transferido por un oficial encubierto, en un vehículo no identificado.

Esta es la triste realidad que viven los hombres y las mujeres que se encuentran indocumentados en la ciudad de Tucson. El señor Gerardo Ruiz Lopez fue arrestado y trasladado al Centro de Detención Eloy en el sur de Arizona; este centro de detención le pertenece a la corporación de cárceles privadas Corrections Corporation of America (CCA).

Gerardo Ruiz Lopez, pertenece al “Centro de Trabajadores” del Sur de Tucson (Southside Workers Center), una organización comunitaria donde los jornaleros pueden buscar trabajo sin ser perseguidos, y en donde también se les proporciona clases de ingles, clases sobre sus derechos, desarrollo de liderazgo, entre otros talleres. Miquiztli Valenzuela, miembro del Centro de Trabajadores dijo: “Gerardo es un trabajador ejemplar del Centro, siempre esta dispuesto a enseñarle a sus compañeros”.

Tras el arresto de Gerardo Ruiz Lopez, el pueblo de Tucson nuevamente se ve obligado a enfrentarse cara a cara y sin miedo alguno contra la injusticia social y el racismo. La Coalición de Redes de Protección del sur de Tucson, junto a toda la comunidad progresista y revolucionaria, salió a la calle a exigir que se suspenda la colaboración entre el Departamento de Policías de Tucson y las agencias de inmigración. La manifestación tuvo lugar en frente de la oficina central del Departamento de Policías de Tucson, en donde alrededor de 40 a 50 personas se reunieron. A través de consignas y cantos, la prensa local presencio la voluntad popular en acción. La Coalición hizo entrega formal al Departamento de Policías, las demandas y quejas del pueblo en contra de su práctica de discriminación racial. Esta política no tiene otro propósito que aterrorizar a la comunidad, dividir familias y promover el opresión nacional y la criminalización.

Ya basta de que seres humanos tengan que vivir en la sombra, donde constantemente se les violan sus derechos civiles y humanos. Todo ser humano tiene el derecho a vivir en paz y sin miedo. No mas deportaciones! No mas divisiones de familias! No mas poli-migra! Legalización para todos ahora!