Sunday August 18, 2019
| Última actualización: Saturday at 1:21 PM

Richard Berg vuelve al Hospital de la Universidad de Chicago

Por Redacción |
April 30, 2008
Leer más artículos en

Richard Berg estuvo empleado en el Hospital de la Universidad de Chicago (HUdeCH) como parte del departamento de limpieza por 16 años. En el 2004 fue despedido por una petición del corrupto jefe principal del sindicato Local 743 de los Teamsters, irónicamente el sindicato al que pertenecía Berg. En dos ocasiones en ese mismo año encabezó las listas del Nuevo Liderato de Reformistas (New Leadership Slate-NLS) y ganó ambas elecciones, pero su triunfo le fue negado por el robo masivo de votos por parte de la pandilla de Watson. Entonces, los pandilleros decidieron eliminar de una vez por todas a su oponente. Sí, Richard no trabajaba en el hospital no podría ser miembro del sindicato Local 743. Por lo tanto, no podría nunca ser candidato para el liderazgo del sindicato otra vez.

Esta corrupta y delictiva acción casi tiene éxito. Berg fue afortunado al ser empleado otra vez en el otoño del 2007, justo para poder ser elegible y lanzarse como candidato a presidente del NLS Local 743, en una nueva elección supervisada por el Departamento del Labor en el otoño.

El NLS había probado que las elecciones del 2004 fueron fraudulentas, y con DoL supervisándolas en el 2007. Finalmente pudieron evitar el robo de votos.

En el mes de febrero de 2008, Richard Berg regresó como empleado al departamento de Servicios de Sanidad y Ambiente en el HUdeCH. Se han llevado a cabo dos reuniones y cada una de ellas con la asistencia de 120 personas que le dieron la bienvenida y lo felicitaron a su vez coreando, “Richard es un héroe.”

La lucha sigue en la universidad aún después del despido

Richard remarcó: “Cuando el hospital me despidió en el 2004 ellos pensaron que habían derrotado la lucha de los trabajadores aquí. Nunca se imaginaron que cuando un trabajador cae, otro se levanta a continuar la lucha.”

Esta verdad ha sido demostada pues los trabajadores del otro lado en el recinto universitario dos veces en el otoño pasado han rechazado un contrato malo. Pero, ésta fue la última obra de la corrupta pandilla sindical del Local 743. Esta manera de resistir de los trabajadores evitó que la oferta de $0.50 centavos de aumento salarial fuera rechazada. El agente negociador había manipulado al Comité de Negociaciones Colectivas recomendándoles que aceptaran el paquete ofrecido. Sin embargo, estos se vieron ridiculos cuando los miembros se rebelaron contra ellos y ganaron miles de dólares más de la administración a través de su militancia de resistir y luchar. 

Antes no habíamos tenido representantes que hablaran por nosotros y que se enfrentaron a la administración.

inspectorrandoness