Saturday October 19, 2019
| Última actualización: Saturday at 10:29 AM
Chicago

Inquilinos de Grove Parc resisten desplazamiento, logran victoria importante

por Matt Ginsberg-Jaeckle |
February 29, 2008
Leer más artículos en
Una protesta por STOP dice que la vivienda es un derecho.
Una protesta por STOP dice que la vivienda es un derecho. (¡Lucha y Resiste!)

Chicago, IL - “La seguridad nacional nos arresta porque estamos luchando para quedarnos en nuestros hogares. Les dijimos que ‘¡La vivienda es un derecho humano y no nos vamos, seguiremos luchando!’” dijo el inquilino de Grove Parc y organizador de Lado Sureño Organizando por el Poder (STOP) Lonnie Richardson entre gritos de inquilinos y otros congregados en apoyo en un día heladísimo de noviembre fuera de las oficinas del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD) en el centro de Chicago.

Los inquilinos de Grove Parc Plaza Apartments, que queda cerca de la Universidad de Chicago y del sitio propuesto por el Estadio Olímpico del 2016, han logrado una victoria importante en la lucha por prevenir el desplazamiento de su comunidad de más de cuatrocientos familias negras trabajadoras. Desde que el HUD amenazó en el 2006 que iba a mandar a Grove Parc a la ejecución hipotecaria por las condiciones reveladas durante dos inspecciones, los inquilinos se han estado organizando para mantener todas las 504 unidades subsidiadas y en la comunidad. “A mi me encanta esta área. Está cerca del transporte público, de los hospitales, de museos, de los parques,” dice la inquilina Alberta Morton. Los inquilinos que lideraban la campaña pasaron mucho tiempo educando a sus vecinos sobre los peligros de los certificados “sección 8,” los cuales hacen que muchos inquilinos tengan que mudarse muchas veces porque muchos dueños no los quieren aceptar y si un dueño no pasa las inspecciones el inquilino está castigado y esforzado a mudarse otra vez. En vez de dejar que los poderes actuales les robaran la tierra, los inquilinos conseguían las firmas de la mitad de los inquilinos para formar una Asociación de Inquilinos y aprobar una visión de traer nuevos dueños y administración, mantener los subsidios basados en el proyecto, y dar a los inquilinos acceso a las herramientas y el apoyo necesario para mejorar su comunidad. Trajeron una organización sin fines de lucro que se llama Preservación de Vivienda Económica (POAH), quién se comprometió a trabajar por la realización de la visión de los inquilinos y lograron un acuerdo de venta con el dueño. Pero a pesar del apoyo generalizado de los inquilinos, la comunidad y los oficiales elegidos, el HUD rechazó el primer plan de POAH y seguía adelante hacia la demolición, el desplazamiento y la ejecución de la hipotecaria.

No rindiéndose, los inquilinos tomaron la oficina del HUD exigiendo una extensión y una segunda oportunidad para un buen plan. “Habíamos arreglado una reunion con el jefe de HUD. Se empezó a enojar y nos dijo que nos vería en la corte y en eso el resto de nuestra gente empezó a inundar la oficina y le dijimos que no nos íbamos,” dijo la inquilina Sheila Rush. Después de la acción, el HUD cambió de rumbo y los inquilinos recibieron la noticia de que el HUD había aceptado un nuevo plan de POAH. El 15 de enero del 2008 POAH tomó control de la administración – el primer paso para mejorar Grove Parc, preservar subsidios necesarios, y parar el desplazamiento racial y económico de terrenos comunitarios de mucho valor.

Con esta victoria, la Asociación de Inquilinos de Grove Parc, un miembro de STOP, ha logrado una victoria estratégica en la lucha nacional por el derecho humano a la vivienda. La recomendación del HUD de los certificados de “sección 8,” más la privatización de la vivienda y el desplazamiento de las comunidades, hace de Grove Parc un sitio de lucha para el futuro de la vivienda subsidiada. La lucha está lejos de terminar y los inquilinos se mantienen alerta. Están creando un acuerdo sobre la toma de decisiones con POAH y trabajando para asegurar que el complejo este rehabilitado y que el derecho de retornar este garantizado a los residentes actuales. “Mucha gente nos subestimaron. Nos juntamos en unidad, no era fácil, pero teníamos que mantenernos persistentes, y yo estoy feliz por la victoria. Todavía tenemos algunas cosas que tenemos que lograr pero estamos progresando,” dice Faith McGhee, una de las líderes de la Asociación de Inquilinos de Grove Parc.

inspectorrandoness