Tuesday November 21, 2017
| Última actualización: Monday at 9:18 PM

Entrevista con Imelda Daza-Cotes

por Redacción |
February 28, 2007
Leer más artículos en
Imelda Daza-Cotes
Imelda Daza-Cotes (¡Lucha y Resiste!/Mick Kelly)

¡Lucha y Resiste! entrevistó a la profesora y política colombiana Imelda Daza-Cotes, quien apenas terminó con éxito una gira en siete ciudades norteamericanas, en donde llegó a hablar con cientos de personas. La profesora Daza-Cotes es una miembro sobreviviente de la Unión Patriótica, un partido político que sufrió el asesinato de 3000 de sus líderes, un crimen por el cual nadie ha sido ni acusado ni castigado. Ella vino a los EE.UU. invitada por el Comité Nacional para Liberar a Ricardo Palmera y apoyada por grupos locales como Estudiantes por una Sociedad Democrática, Comités en Solidaridad con Colombia, el Comité Anti-guerra de Minneapolis y la Red de Acción por Colombia.

¡Lucha y Resiste!: ¿Nos puede decir un poco sobre su vida y como se juntó Ud. al movimiento progresista?

Imelda Daza-Cotes: Soy del norte de Colombia, de la costa, una ciudad que se llama Valledupar y es de ahí Ricardo Palmera también. Estudié economía en la Universidad Internacional de Colombia en Bogotá. Estos estudios me dejaron entender los problemas de mi país, los cuales me preocupaban mucho. Fue en la universidad donde me di cuenta que tenía un interés en la política.

En Valledupar conocí a Ricardo Palmera. Éramos estudiantes y juntos organizamos una campaña para crear una nueva universidad porque no había ni uno en la región entera. Trabajamos juntos por 12 años. Palmera también es economista. Después decidimos que la ciudad debe ayudar con los gastos de la Universidad porque las finanzas venían del Ministerio de Educación. Pensábamos que era importante que la comunidad tuviera una relación con la universidad y decidimos participar en las elecciones, utilizando eso como manera de hacer que el concejo municipal colaborara con la universidad. No tuvimos éxito, pero nos gustaba el proceso político de hacer campaña.

¡Lucha y Resiste!
: Usted era miembra activa en el partido político colombiano la Unión Patriótica (UP). ¿Cómo fue su experiencia y qué pasó con la Unión Patriótica?

Imelda Daza-Cotes: Fui elegida al concejo municipal en la elección de 1982. Hicimos muy buen trabajo en el concejo. Tuvimos muchos debates y conversaciones por primera vez. Pero el Ministro de Justicia, Rodrigo Lara, fue asesinado. Él se opuso fuertemente a los narcotraficantes y éstos lo asesinaron. Luis Carlos Gallán se asustó y volvió al Partido Liberal en 1986. Pero aún, ser miembro del Partido Liberal no le ofrecía protección. Él seguía denunciando a los narcotraficantes y en 1989 fue asesinado. Cuando volvió Gallán al Partido Liberal, nosotros dijimos que no íbamos a volver. Fundamos un movimiento cívico. No era partido político sino un movimiento pluralista, y fue un éxito. Muchos jóvenes se involucraron en el movimiento. Manejamos la política con estilo diferente. Tuvimos actividades culturales, fiestas y música.

Fue elegido presidente un conservador, Belisario Bentancur. Este hombre decidió negociar con las FARC y se pusieron de acuerdo a un cese de fuego. Resultó entonces que la guerrilla creó un nuevo partido político – la Unión Patriótica (UP). La guerrilla ya podrían entrar a la ciudad para organizar y las fuerzas armadas no les perseguirían. Así nació la Unión Patriótica.

Escuchamos las noticias y yo recuerdo bien cuando dijo Ricardo Palmera que “Esto es lo que nos faltaba.” El movimiento cívico era algo local, sólo existía en nuestro alrededor, pero éramos muy ambiciosos y veíamos esto como una necesidad nacional. Queríamos influir en la política nacional. Desde esa fecha, nuestro trabajo político se aceleró.

La izquierda en nuestra región nunca había podido elegir a nadie. Participamos en las elecciones de 1984 como la UP. Elegimos a 67 concejales y a un representante de la asamblea departamental. Me eligieron a mí en Valledupar. De las siete personas elegidas al concejo de Valledupar, soy la única que todavía está viva. Es muy difícil hablar sobre eso. 19 personas fundamos la UP, sólo tres estamos vivas. Dos somos exiliados en Suecia y Ricardo Palmera está encarcelado aquí en los EE.UU.

Los resultados electorales de la UP llegaron a ser su destino a la muerte. Después de la victoria, los crímenes pasaban diariamente. En el país, la UP ganó 400,000 votos. La izquierda antes nunca había ganado más de 150,000 votos en ninguna elección. Era un paso adelante enorme. Después empezaron la policía y las fuerzas armadas a matar a miembros de la UP cada día. Hasta nuestro candidato presidencial fue asesinado.

Llegó un día cuando preguntamos “¿qué vamos a hacer?” y yo salí de Colombia porque mis hijos eran muy chiquitos. Otros compañeros como Ricardo Palmera dijeron que si el gobierno colombiano no nos daba ninguna aseguranza a las elecciones justas y sólo nos respondiera con el asesinato, no habría otra alternativa que tomar armas. Estos compañeros se involucraron a la insurgencia.

¿Y por qué las FARC? Había otros grupos, pero era lógico juntarse a las FARC porque ningún otro grupo había sido parte de la Unión Patriótica.

Todos nuestros compañeros quienes recibieron amenazas de muerte de hecho habían sidos asesinados, así que sabíamos que las amenazas eran reales. Nos amenazaban para avisarnos. A mi casa me mandaron flores con una carta invitándome a mi propio servicio funeral. Esto me hizo salir del país en 1989. El exilio es un castigo muy duro. Es el castigo político más duro que existe. Requiere la renuncia a todo. No importa si vas a un país desarrollado y democrático. Uno no quiere el exilio. Quise trabajar y luchar por mi país, a mejorarlo y resolver sus problemas.

¡Lucha y Resiste!: Vino a Washington DC para testificar en el caso de Ricardo Palmera. El Juez Hogan, quien presidió sobre el caso, no le dejó hablar. ¿Qué es lo que quiso decir?

Imelda Daza-Cotes: Los gobiernos de Colombia y de los EE.UU. justifican la extradición de Ricardo Palmera a los Estados Unidos por acusarlo de secuestrar a tres mercenarios norteamericanos y del tráfico de drogas. Yo quise decir lo siguiente: Los tres norteamericanos en manos de las FARC son prisioneros de guerra. No fueron secuestrados. Los guerrilleros nunca vinieron aquí a los EE.UU. buscándolos para capturarlos y exigir un rescate. Ellos (los mercenarios) llegaron a Colombia, en un avión, a una zona donde había conflicto activo entre las fuerzas armadas y las FARC. La guerrilla ha vivido en conflicto con las fuerzas armadas por los últimos 40 años. Es lógico que la guerrilla confrontara a un avión en una zona de conflicto. La guerrilla bajó el avión y llevó a los mercenarios como prisioneros. No fui testigo porque estaba en Suecia cuando ocurrió. Pero recibí la información por los medios de comunicación colombianos, así que no es un secreto. Por eso lo acusan del secuestro. Además, es difícil probar quien bajó el avión y llevó a los prisioneros. Sé que en el juicio de Ricardo Palmera, él explicó que estuvo a la vez en la frontera ecuatoriana. Lo que están tratando de afirmar los gobiernos de Colombia y de los EE.UU. es que todos los miembros de las FARC tienen la culpa por un crimen que han hecho las FARC. Con esta misma lógica, podemos decir que todos los miembros de las fuerzas armadas son culpables por las masacres porque algunos de sus generales asesinaron a miembros de la UP.

La acusación del tráfico de drogas es ridícula. Éramos las primeras voces en Valledupar en contra del tráfico de drogas. Hicimos políticas con Luis Carlos Gallán y Rodrigo Lara, quienes fueron asesinados por los narcotraficantes. Desde el comienzo Ricardo Palmera era enemigo de los narcotraficantes. El gobierno colombiano siempre habla de la ‘narcoguerrilla’ para tratar de desacreditar al movimiento guerrillero. La verdad es que la guerrilla vive en la misma región donde se cultiva la coca, pero de eso no se puede concluir que cada guerrillero manda coca a los EE.UU.

Lo cierto es que se crearon estas dos acusaciones para poder extraditar a Ricardo Palmera. El resultado del juicio prueba que sí porque el jurado no lo podía condenar. La evidencia de la prosecución era débil.

¡Lucha y Resiste!: ¿Qué debe saber el pueblo americano sobre el caso de Ricardo Palmera?

Imelda Daza-Cotes: Había 21 personas que testificaron en contra de él y no dejaron a ni uno testificar a su favor - incluyéndome a mí. El juez dijo que mi relación con Ricardo Palmera era antes de que se involucrara a las FARC, así que yo no conozco a “Simón Trinidad”. Pero yo creo que en un juicio hay que tomar en cuenta el carácter y la historia del acusado también.

Había testimonio ridículo por el otro lado. Es difícil mentir. Ellos siempre se contradecían. La decisión del jurado muestra que era ridículo su testimonio.

¡Lucha y Resiste!: ¿Qué significan la extradición y el juicio de Ricardo Palmera para el proceso de paz en Colombia?

Imelda Daza-Cotes: Es sumamente importante, es trascendental. Si determinaran que los dos guerrilleros que fueron extraídos aquí son culpables, sería un triunfo para el gobierno colombiano. Verían eso como herramienta para presionar y castigar. Sólo prolongaría el conflicto. ¿Cuándo vamos a terminar con la guerra? Nunca, si pueden seguir extrayendo a los combatientes.

Si por el otro lado los regresan a Colombia y los llevan a juicio allá, serán dos prisioneros más en las cárceles allá y habrá posibilidad de un intercambio de prisioneros. En fin, si este juicio-cómico sea favorable al gobierno colombiano, los tres norteamericanos en Colombia no tendrán ninguna esperanza de volver a los EE.UU.

¡Lucha y Resiste!: ¿Qué podemos hacer las personas en los Estados Unidos?

Imelda Daza-Cotes: Pueden ir a protestar en los juicios de Ricardo Palmera y de Sonia. También deben presionar con cartas y peticiones al gobierno colombiano y exigir un acuerdo humanitario para un intercambio de prisioneros. Finalmente, hay otro método para presionar al gobierno colombiano. Deben presionar a sus miembros de Congreso aquí en los Estados Unidos para terminar con el Plan Colombia. El Plan Colombia no es una lucha en contra del tráfico de drogas, es una lucha en contra de la insurgencia de las FARC. La única cosa que ha logrado Plan Colombia es aumentar la violencia. Es ridículo que los impuestos de los norteamericanos paguen por una guerra en Colombia.

inspectorrandoness