Monday December 9, 2019
| Última actualización: Sunday at 10:44 PM

1ro de mayo 2007 – el día de los trabajadores

Construyamos la lucha para los derechos de los inmigrantes
por la Organización Socialista Camino de la Libertad |
April 11, 2007
Leer más artículos en

El primero de mayo es un día para levantarnos y luchar. En este día, millones de personas en todo el mundo se toman las calles – desde Los Ángeles, México, Manila, hasta Moscú – poniendo demandas en contra de los ricos y poderosos, luchando por un futuro sin explotación ni opresión.

Las protestas del primero de mayo del año pasado fueron las más grandes que han habido en más de 50 años. Muchos trabajadores inmigrantes se unieron a las marchas en muchas ciudades a través del país desde metrópolis como Los Ángeles y Chicago hasta ciudades más pequeñas como San José en California, Minneapolis y Asheville.

Muchos negocios en todo el país – desde restaurantes pequeños hasta grandes fábricas de carne – tuvieron que cerrar por que los trabajadores hicieron del primero de mayo un día feriado. En todo el mundo, millones de trabajadores celebran el primero de mayo como el día internacional de los trabajadores y en la mayoría de países, con la excepción de los Estados Unidos, es oficialmente un día feriado. El primero de mayo es un día para reconocer las contribuciones de la clase trabajadora, nuestra labor y dedicación en la lucha por la paz, justicia económica, en contra de la guerra imperialista y la explotación capitalista.

Una de las protestas más grandes el año pasado fue en Chicago, la ciudad donde empezó el primero de mayo. Hace más de 100 años, un 1ro de mayo de 1886, trabajadores de dicha ciudad iniciaron una huelga exigiendo un día de trabajo de 8 horas. Luego de un choque con la policía en Haymarket Square de Chicago, el gobierno ejecutó cuatro líderes de la clase trabajadora, la mayoría de ellos inmigrantes. La muerte de los mártires de Haymarket provocó la rabia de trabajadores en todo el mundo, quienes declararon el primero de mayo como el día internacional de los trabajadores.

Hoy día, el primero de mayo también es un día de lucha por los derechos de los inmigrantes. En el 2005 el congresista republicano Sensenbrenner (R-WI) impulsó una ley en la Casa de Representantes con el objectivo de criminalizar a los trabajadores indocumentados y militarizar aún más la frontera entre México y Estados Unidos. Los Republicanos querían aumentar la explotación y opresión de trabajadores inmigrantes y también querían reconstruir el apoyo popular para su partido por medio de tácticas racistas y un sentimiento anti-inmigrante, después de haber perdido mucho apoyo debido a la guerra en Irak y el desastre del huracán Katrina.

Pero su plan fracaso cuando los latinos empezaron a movilizarse en contra de este ataque sobre sus familias y comunidades. Ellos exigieron la legalización completa y un fin a las deportaciones, para que sus familias, muchas de las cuales están compuestas no sólo de ciudadanos o residentes permanentes sino también de personas indocumentadas en una misma familia, puedan quedarse juntas y no tengan que vivir en un estado de constante temor. Es necesario aumentar la inmigración legal para reducir el tiempo de espera para la reunificación familiar la cual puede demorarse hasta 23 años. Los latinos y otras personas de nacionalidades oprimidas y organizaciones para las libertades civiles se opusieron a la criminalización de los indocumentados y a la militarización de la frontera ya que aumentaría los ataques de la policía y ICE en contra de sus comunidades.

El tamaño de las protestas del primero de mayo también enseña la fuerza creciente de la nación chicana en el sureste del país. Los miles de mexicanos conquistados por los Estados Unidos en 1848 ha crecido a ser millones por el hecho de la inmigración de millones de inmigrantes mexicanos y sus familias. La segregación legal, explotación económica, y supresión sistémica de su cultura e idioma han forjado una nación chicana, la cual tiene derecho a la auto-determinación, e incluso derecho a la independencia de los Estados Unidos.

Muchos sindicatos también participaron en las protestas el primero de mayo 2006 por primera vez en muchos años. Inmigrantes, especialmente latinos y asiáticos, son los grupos que están creciendo más como miembros de sindicatos. Muchos lideres sindicales reconocen este hecho, y están haciendo un mayor esfuerzo para organizar a los trabajadores inmigrantes y para oponerse a programas de trabajadores huéspedes ya que crearía un grupo de residentes de segunda clase lo cual les haría más vulnerables a la explotación.

Mientras algunas personas han culpado a los inmigrantes por el estancamiento de salarios, cortes de beneficios de salud, pensiones y la reducción de seguridad del trabajo en los últimos 25 años, estos ataques vienen de los capitalistas quienes son los dueños de las grandes compañías y cuyas ganancias han crecido al nivel más alto en la historia. La legalización y la igualdad de derechos para los indocumentados es un medio de lucha contra los capitalistas quienes les quieren explotar pagándoles un salario muy bajo. Esto también ayudaría a los inmigrantes a involucrarse más en las luchas comunitarias, como la lucha para mejores escuelas y para el seguro médico universal.

A pesar de las movilizaciones masivas el año pasado, los republicanos y la derecha continúan con sus intentos de aprobar leyes represivas en contra de los inmigrantes. La propuesta de la administración de Bush propone aumentar la militarización de la frontera, cortar visas para la reunificación familiar, iniciar un programa de trabajadores huéspedes y negar la residencia permanente legal para los indocumentados – sin embargo les exige que paguen miles de dólares en multas y que pasen un examen de inglés y un examen cívico que normalmente solo se requiere para la ciudadanía. Adicionalmente Bush y compañía proponen requerir que todos los estadounidenses tengan una nueva tarjeta de identificación nacional para conseguir trabajo. Estas propuestas reaccionarias nos enseñan la necesidad de seguir construyendo el movimiento para los derechos de los inmigrantes.

Esté primero de mayo el pueblo trabajador y oprimido tiene que hacerse escuchar. Los encargados de nuestro país presiden un sistema criminal. Cada muerto en la frontera mexicano-estadounidense, o también en Irak, aumenta la lista de crímenes cometidos por los intereses de los capitalistas monopolistas que están encargados de los Estados Unidos. Este primero de mayo podemos imaginar el día cuando los criminales capitalistas reciben su castigo, limpiando el camino para una nueva sociedad – el socialismo – creando igualdad real, con el poder político y económico en las manos de la clase trabajadora.

¡Que viva el primero de mayo, día internacional de los trabajadores!

¡Seguimos en la lucha por los derechos de los inmigrantes: legalización completa para los indocumentados y un aumento de inmigración legal!

¡Alto a las deportaciones y redadas de ICE! ¡Oposición a la criminalización de los indocumentados y la militarización de la frontera mexicana-estadounidense!

¡Autodeterminación para la nación chicana!

¡Trabajadores, naciones y pueblos oprimidos unámonos!

inspectorrandoness