Friday September 20, 2019
| Última actualización: Friday at 9:41 AM
Quitándole al pobre para darle al rico

Los Republicanos se preparan para reducir los impuestos de los ricos

por Adam Price |
January 2, 2006
Leer más artículos en

San José, CA - Poco antes de las fiestas de fin de año, los republicanos en la Cámara de Representantes y en el Senado acordaron recortar programas sociales de ayuda para personas de bajos recursos y para las clases trabajadoras como son el “Medicaid” (servicios de salud para personas de bajos recursos), los prestamos para que los estudiantes asistan a la universidad, “TANF” (Ayuda Temporal para Familias Necesitadas) y el “Medicare” (servicios de salud para personas mayores). Al mismo tiempo, los republicanos aprobaron en la Cámara de Representantes una propuesta, respaldada por el presidente Bush, para reducir los impuestos para los negocios y para los ricos.

Los republicanos sostienen que es necesario efectuar dichas medidas para reducir el déficit en el presupuesto del gobierno federal, el cual se calcula en unos $400 billones en este año. Sin embargo, la reducción a los impuestos de los ricos disminuiría los ingresos al presupuesto en casi el doble de lo que el recorte en los gastos sociales le ahorraría al gobierno. El ala derechista espera que al aumentar el déficit presupuestario, aumenten también los recortes a los programas sociales en un futuro.

Esta propuesta le permite a los estados cobrar cuotas aun más altas por los servicios de “Medicaid” y a la vez recortar los servicios que ofrece a los beneficiarios. El congresista republicano de Texas, Joe Barton, ha afirmado que los pobres deben pagar más por los servicios de salud para que así “se hagan responsables”. Los recortes al Medicaid no solo afectan injustamente a los pobres, sino que también contribuirán al aumento en el costo de los servicios de salud para los trabajadores. Se espera un aumento en el numero de personas que no cuentan con seguro medico, debido a los recortes al “Medicaid” y a que las empresas continúan recortando prestaciones como el seguro medico de los trabajadores. Los hospitales de los condados tendrán que hacer frente a dichos costos, con lo cual aumentara a su vez el costo del seguro medico.

En cuanto a la ayuda financiera para el estudiante, la propuesta establecería un incremento en las tasas de interés a los préstamos para estudiantes, lo cual afectaría a la clase trabajadora. A lo largo del país, los estudiantes han tenido que incurrir en mayores deudas para poder pagar los aumentos en el costo de las universidades públicas. Cada vez aumenta más el número de alumnos universitarios que al término de sus estudios tienen miles de dólares en deudas.

En el pasado existía una demanda de graduados universitarios para trabajar en las grandes corporaciones; ahora mas bien los empleos calificados (como los relacionados con la alta tecnología) son enviados al exterior donde le pagan al trabajador la sexta o décima parte de lo que se le pagaría en los Estados Unidos por salario y prestaciones.

Las familias de bajos recursos tendrán que reunir requisitos aun mas estrictos par obtener los beneficios de “TANF”, por lo cual será mas difícil para los padres de familia asistir a la escuela para obtener mejores trabajos en el futuro, obligándolos a trabajar en cualquier trabajo mal pagado que este a la mano. Asimismo, la propuesta recorta los fondos de ayuda para los niños (“Child Support”) así como el SSI que ayuda a los discapacitados y a las personas mayores.

La reducción a los impuestos aprobada por los republicanos en la Cámara de Representantes extendería por dos años mas una medida ya aprobada por el presidente Bush – vigente hasta el 2009 - que reduce los impuestos a las ganancias obtenidas en la bolsa de valores o por medio de capital y otros negocios. Al presidente Bush le gustaría reducir de manera permanente dichos impuestos para así seguir beneficiando al 1% de la población, los más ricos, que ya de por si tienen en sus manos la gran parte de las acciones de la bolsa.

Gracias a la oposición popular, a la movilización de grandes sectores de la clase media como la “AARP” (Asociación Americana de Pensionados) y a la oposición de los demócratas, fue posible aplastar el plan del presidente Bush y de los republicanos de privatizar el seguro social. Sin embargo, es necesario continuar la lucha en contra de estas medidas propuestas por los republicanos. Los sindicatos de trabajadores, las organizaciones comunitarias en favor de los oprimidos, así como las asociaciones estudiantiles deberán movilizarse en contra de los republicanos y su guerra contra el pobre y la clase trabajadora.

inspectorrandoness