Monday November 18, 2019
| Última actualización: Monday at 12:03 AM
Alito nominado a la Corte Suprema

¡Avisamos disensión!

por la Organización Socialista Camino de la Libertad |
November 1, 2005
Leer más artículos en

Hace tres años un caso llegó a la corte del Tercer Circuito en Pensilvania. Unos policías que tenían autorización legal para buscar a un hombre acusado de tráfico de drogas, decidieron buscar más allá de lo permitido, y desnudaron a una niña de 10 años para registrarla. Todos los jueces que revisaron el caso dijeron que la policía actuó ilegalmente en el caso, excepto uno, Samuel Alito. Desde su punto de vista, la policía actuó bien, y ahora Bush quiere poner a Alito en la Corte Suprema

Escoger un juez de la Corte Suprema es muy serio, todo el mundo lo sabe. Poner un enemigo de la igualdad, de la justicia y de nuestros derechos democráticos en la Corte Suprema tendrá un impacto real en nuestras vidas. Por eso tenemos que tratarlo como una cosa muy seria, debemos oponernos a la confirmación de Alito.

Ahora, Bush, los líderes del partido republicano y los reaccionarios de todo tipo están fingiendo que el nominado es una persona razonable; esta es su perspectiva. Pero recordemos que ellos también piensan que fue buena la idea invadir a Irak. Ellos también piensan que es razonable estar en contra de la ciencia - desde la teoría de evolución hasta la investigación científica de células embriónicas. También creen que está bien torturar a la gente. Alito ya tiene el sello de aprobación de los poderosos, los ricos y los racistas que quieren regresar al pasado.

Es un hecho que Alito está en contra del derecho de las mujeres de decidir tener o no tener un aborto. Su récord como juez demuestra que intentará erosionar y restringir los derechos reproductivos de las mujeres. Entre gente seria no queda duda sobre eso, la única pregunta es qué tan lejos él llegará. El equilibrio de fuerzas en la Corte Suprema ha cambiado. La decisión de la Corte Suprema de 1973, Roe v. Wade, que legalizó el aborto, nunca ha estado más en peligro de ser revocada que ahora. Alito es una amenaza clara hacia la habilidad de las mujeres de decidir sobre el aborto. Punto.

Esto es lo que Samuel Alito dijo sobre si mismo en una aplicación de trabajo en 1985: “Estoy particularmente orgulloso sobre mis contribuciones en casos recientes en que el gobierno dijo que las cuotas raciales y étnicas no deberían ser permitidas y que la constitución no protege el derecho del aborto.” Caso cerrado, sus ideas son claras.

Alito es un hombre pro-corporación, lo dice su récord. El es hostil para con las nacionalidades oprimidas – Afro-Americanas, Chicana/Latinas, Asiáticas, Indígena y la gente de las islas del Pacífico - y ha decidido así en casos de discriminación. En un tiempo en que el gobierno regularmente pisotea nuestros derechos, él quiere extender los poderes policiales. Para ser franco, él no está calificado para juzgar una corte de tráfico.

Desafortunadamente, muchos demócratas en el senado están enviando mensajes confusos sobre Alito. Por un lado dicen que están en contra de su afirmación, pero por otro lado dicen que están ‘abiertos a llevarlo a votación’ en el senado. En realidad esto significa que Alito será miembro de la Corte Suprema. Sólo hay una manera de bloquear la nominación de Alito - un filibustero. Cualquier congresista que no hace todo lo posible para bloquear la nominación de Alito objetivamente está apoyando al nominado de Bush. Y nosotros - la gente norteamericana - tenemos que poner la máxima presión sobre los congresistas para que hagan la cosa correcta.

Bush enfrenta varios problemas políticos graves, incluyendo la derrota en Irak y la creciente oposición a la guerra aquí, las acusaciones legales en contra de altos oficiales de su administración, la situación después del huracán Katrina y signos de que la economía va para abajo. Tenemos que ver la nominación de Alito en este contexto. La mayoría de norteamericanos creen que Bush es un hombre deshonesto y que está guiando el país en la dirección equivocada. Y una sección significativa de la clase capitalista tiene sus dudas sobre la dirección en que va la administración de Bush. Bush está débil y es por eso que su nominada anterior, Harriet Miers, fue derrotada.

Con la nominación de Alito, Bush quiere reconectar y movilizar la sección más reaccionaria de su base política. Él espera que esto aumente su músculo político para poder lograr el resto de sus objetivos. Y si logra nombrar a Alito a la Corte Suprema, va a avanzar a una agenda derechista y represiva que va a ayudar a formar el contexto político para muchos años en el futuro.

La lucha para derrotar la nominación de Alito será una de las batallas verdaderamente importantes de esta década. No es un hecho de que Alito va a llegar a la Corte Suprema. Nosotros podemos tener un impacto real si alzamos nuestras voces e insistimos a los políticos en Washington que tomen una línea dura en contra de Alito. Nuestros derechos y nuestro futuro están en juego.

¡No a Alito!