Thursday May 23, 2019
| Última actualización: Wednesday at 12:20 PM

El legado de Reagan: pobreza y guerra

por Editorial ¡Lucha y Resiste! |
April 2, 2004
Leer más artículos en

Mientras los medios capitalistas halagan a Ronald Reagan por haber "restaurado la confianza a América," milones de estadounidenses y milones más en el resto del mundo han sido forzados  a enfrentar la pobreza y guerra como resultado de las políticas de Reagan.

Ronald Reagan fue elegido presidente en 1980, en una etapa en la que el imperio estadounidense estaba sufriendo golpes fuertes dentro y fuera del país. La década de los setenta fue testigo de eventos importantes como el boicot petrolero de los países árabes en protesta por el apoyo estadounidense hacia Israel; la liberación de Angola, Guinea-Bissau y Mozambique del colonialismo portugués apoyado por los Estados Unidos, y algo muy importante, la victoria del pueblo vietnamita en 1975 en contra del poder militar más fuerte del mundo.

Aquí en los Estados Unidos, la economía sufría inflación alta y alto desempleo. También en este período habían muchas huelgas y las comunidades de nacionalidades oprimidas se organizaban para defender y expander las victorias que lograron en los años sesenta. Una generación nueva de revolucionarios surgió de la lucha popular afro-americana, asiatica, chicana, latina e indígena, así como también del movimiento estudiantil que desafiaba al imperialismo estadounidense.

Los capitalistas monopolistas ya habían empezado a inclinarse a la derecha bajo el presidente Carter cuando reiniciaron la inscripción para el servicio militar obligatorio, empezaron la desregulación de la industria y pusieron límites en los programas de acción afirmativa - programas que fueron creados originalmente para reducir la desigualdad en educación entre las nacionalidades oprimidas y la gente blanca. Bajo Reagan, los Estados Unidos intentó reestablecer el poder económico y militar que tenía después de la segunda guerra mundial.

Uno de los cambios más grandes fue en la economía. Bajo la presidencia de Reagan,  se cortaron los impuestos de los ricos mientras que se aumentaron los impuestos de seguridad social, que principalmente afectan a los trabajadores. Una de las primeras acciones del presidente Reagan fue aplastar el sindicato de los trabajadores que controlan el tráfico aéreo, dando pie a una guerra intensa en contra de las organizaciones de los trabajadores. Reagan, también continuó el proceso de eliminar las regulaciones gubernamentales sobre los negocios, particularmente en el sector financiero.

Bajo el mandato de Reagan, Estados Unidos tuvo un crecimiento dramático de sus fuerzas militares y un aumento en la cantidad de armas nucleares estadounidenses en el occidente de Europa. Reagan incrementó la intervención militar estadounidense sobre gobiernos progresistas con el propósito de derrocarles, por ejemplo intentó derrotar el gobierno sandinista en Nicaragua e invadió a Granada. Estados Unidos entrenó a policías, militares y terroristas paramilitares latinoamericanos en tácticas de tortura y asesinato, y dio además, ayuda abierta a los gobiernos represivos en El Salvador y Honduras. En Afganistán, la CIA mandó apoyo a las fuerzas reacionarias y brutales.

Aquí en Estados Unidos, Reagan inició el proceso de deshacer muchas de las reformas iniciadas durante la gran depresión de los años 30, las cuales habían sido incrementadas como resultado de las luchas populares en los años 60. En su término como gobernador del estado de California, Reagan fue el primero en imponer cuotas de escolaridad para los estudiantes en las universidades públicas. Su política anti-medioambiental fue muy conocida, con su famoso Secretario del Interior James Watt. El movimiento anti-inmigrante crecía bajo la bandera de "Sólo inglés". Pat Buchanan, el director de comunicaciones de Reagan, dijo que el SIDA era "la venganza de la naturaleza en contra de los hombres gay". Y finalmente, Reagan le otorgó poder a la 'derecha cristiana' en Washington donde lanzaron ataques viciosos y frequentemente violentos en contra del derecho de las mujeres para decidir sobre el aborto.

Esto no significa que no habían victorias en la lucha popular bajo Reagan. En el medio oriente, Estados Unidos fue obligado a poner fin a su ocupación militar en Líbano después de que murieron cientos de marinos en Beirut. Luchas de trabajadores como la de [email protected] [email protected] [email protected] empacadores de lata en Watsonville y la lucha de [email protected] [email protected] de carne en Minnesota lograron apoyo amplio de sus comunidades. La candidatura presidencial histórica de Jesse Jackson en 1984 movilizó muchos afro-americanos y progresistas a tomar acción.

Tomando en cuenta todo lo anterior, la presidencia de Reagan fue una derrota para la lucha por la paz y la justicia. La diferencia entre los ricos y los pobres aumentó y hubo un crecimiento grande de gente sin hogar en muchas ciudades en el país. El sueldo de los trabajadores, después de ser adjustado por el creciente costo de la vida, bajó aún más  al fín de la presidencia de Reagan. La salida del país de corporaciones estadounidenses se aceleró, golpeando fuertemente a los afro-americanos - en los años ochenta el salario promedio de los afro-americanos en el mediooeste del país cayó casi un 20%. La desregulación de la economía abrió las puertas de  la avaricia y el fraude capitalista, que causó la caída de la bolsa de acciones en 1987 y la crisis de los bancos de ahorro y préstamo pocos años después. Los recortes a los impuestos que los ricos pagan causó que la deuda nacional se triplicara de menos de $1 trillón cuando Reagan empezó su término, a casi $3 trillones ocho años
 después.

La CIA apoyó financieramente a fuerzas reaccionarias y feudales en Afganistán, lo cual creó las condiciones para la red Al Qaeda de Bin Laden. El crecimiento militar y las intervenciones militares de Reagan, a menudo violando leyes internacionales, puso a  Estados Unidos en camino a la ocupación de Irak. El ascenso al poder de Reagan también marcó el fin de la tradición de reforma de la "nueva oferta" ("New Deal") del Partido Demócrata que empezó bajo Franklin Roosevelt. En respuesta a Reagan, el Consejo de Liderazgo Democrático ("Democratic Leadership Council") movió al Partido Demócrata hacia la derecha, lo cual nos llevó a la presidencia de Clinton - presidencia que fue conocida por su embargo a Irak, la "reforma" de asistencia pública, y la promoción de Wall Street.

Mientras los políticos, desde George Bush en adelante, intentan levantar más alta la bandera del Reaganismo, nosotros tenemos que aprender y ganar inspiración de millones de personas que lucharon en contra de Reagan y sus políticas para conseguir paz, justicia, igualdad y socialismo.

inspector