Sunday March 24, 2019
| Última actualización: Sunday at 3:41 AM
Continua resistencia a nivel mundial

EEUU comienza ocupación militar en Irak

por Jess Sundin |
April 15, 2003
Leer más artículos en
LR Illustration
Por Conor McGrady (Conor McGrady)

El ataque sobre Irak empezó con un fallído golpe sorpresa. Minutos antes de que los bombarderos cruzaran la ciudad, las sirenas ululáron con fuerza para dar el aviso a un Baghdad adormecido. Eran las 5:30 a.m. del 20 de Marzo, 2003. La fuerza total militar mas grande del mundo empezó su guerra de terror, a la cual le dieron el nombre de “Shock and awe.” (impacto violento sin aviso y respeto por temor o miedo.)

El mundo fue sorprendido violentamente por la brutalidad de los ataques. Dos mercados de Bagdad fueron bombardeados, matando a 100 civiles; tropas estadounidenses mataron 7 civiles al disparar a una familia en uno de sus reténes militares. Periodistas que recidían temporalmente en el Hotel Palestina, en Baghdad, sufrieron un ataque mortal, así como el que sufrieron los periodistas que trabajaban en la oficina de Al Jazeera, la red informativa del Medio Este. Estos actos ilegales e inmorales no pueden ser apoyados, al igual que las tropas que los cometen.

La invasión imperialista a matado 35,000 civiles iraquíes y herido a miles mas. En lugar de liberación, la guerra en Irak ha llevado destrucción y muerte. El pueblo Iraquí no tiene nada que decir sobre el futuro de su propio país, el cual está siendo patrullado por decenas de miles de tropas estadounidenses y saturado de retenes militares. El petróleo Iraquí está bajo el control directo de corporaciones norteamericanas.

Desastre Humanitario

Con 340,000 tropas en la región, y 125,000 en Irak, las fuerzas comandadas por los Estados Unidos lanzaron casi un millar de misíles crucero Tomahawk, dejaron caer 50 bombas de racimo, y descargaron alrededor de 12,000 de las llamadas bombas inteligentes. Aun antes de que el sitio a Bagdad empezara, 1,300 civiles habían muerto y más de 5,000 habían sido heridos. La mayoría fueron victimas de las bombas dejadas caer del cielo por pilotos cobardes que nunca enfrentaron a los hombres, mujeres y niñas cuyas vidas ellos destruyeron.

El bombardeo norteamericano dejó sin energía a una estación de agua que suplía a la sureña ciudad de Basra, poniendo en riesgo las vidas de un millón y medio de civiles. La guerra paró el envio de asistencia alimentaria a 17 millones de Iraquíes que dependen de esta. Simultaneo a los ataques terrestres de las tropas estadounidenses sobre la ciudad capital, la Cruz Roja Internacional reportó que los hospitales de Bagdad estaban saturados con cientos de pacientes llegando a cada hora. Millones están aun sin electricidad, agua potable o alimentos adecuados.

Irak se enfrentó al enemigo (si peleó)

El gobierno y pueblo de Irak hicieron todo lo que estaba de su parte para resistir este ataque brutal. Civiles y milicias voluntarios inmovilizaron o destruyeron tanques, y atacaron helicópteros y aviones por todo Irak. Estos actos de valentía y patriotismo inspiraron a los pueblos Árabes del Medio Este. Ellos inspiraron al mundo.

En el sur, donde el apoyo al gobierno Iraquí se suponía era débil, el pueblo defendió su país y luchó heroicamente en contra de las fuerzas Británico - Estado Unidenses. Marine Colonel Ben Saylor dijo: “Nosotros hemos sido contestados a cada pulgada, cada milla que conduce a Bagdad.”

Una semana despues de que las fuerzas estadounidenses llegaron a Bagdad, Bush declaro que el régimen de Sadam Hussein había caído. Pero aun así, las tropas norteamericanas no estaban a salvo si caminaban desarmados por las calles, y los equipos de camarógrafos no podían encontrar las celebraciones jubilosas de los Iraquíes que se habían prometido. En las imágenes hemos visto no más de doscientas personas que se han congregado en algún lugar de Irak para aplaudir y celebrar la invasión de los Estados Unidos. Al contrario, mas de 8,000 prisioneros de guerra Iraquíes fueron capturados mientras peleaban para defender su tierra en contra de la invasión.

Construyendo un mando militar Estado Unidense sobre suelo Iraqui robado


Ahora, la administración Bush planea establecer una ocupación militar completa, y un gobierno controlado por los Estados Unidos en Irak Las sanciones impuestas a Irak en los últimos doce años mantuvieron a Irak fuera del Mercado petrolero y de la arena política, pero el nuevo Irak será una base de la cual se expandirá el control económico, militar y político de los Estados Unidos sobre el Medio Este.

Desde el primer día, los soldados norteamericanos hicieron guardia sobre 600 pozos petrolíferos Iraquíes. Compañas petroleras de los Estados Unidos han sido contratadas para hacer funcionar estos pozos. Usarán dinero de las ventas del petróleo para reconstruir el devastado país, y tomarán parte de las ganancias para sí mismas. Antes de que empezara la guerra , el presidente Bush le pidió a los Iraquíes que no quemaran los pozos petrolíferos, ya que estos pertenecen al pueblo Iraquí. La nueva política petrolera sugiere que Bush nunca tuvo la intención de permitir que los Iraquíes retengan el control de sus propios recursos nacionales.

No hay planes del ejército de los Estados Unidos de dejar Irak. Tropas Estadounidenses todavía luchan activamente para controlar el país. En muchas ciudades la resistencia popular continúa con ataques diarios en contra de las tropas invasoras, sus aviones y bases militares. Retenes militares están siendo establecidos a lo largo de caminos importantes y en cada ciudad de Irak. Estos son los primeros puestos de una ocupación militar, y estos sitios continúan siendo el blanco de bombarderos suicidas (bombas humanas). Para implementar los planes de Estados Unidos, se necesitará que decenas de miles de tropas permanezcan en Irak por muchos años más. Irak, podría venir a ser la más grande base militar de los Estados Unidos en el Medio Este.

El futuro político de Irak es incierto. En estos días el ejército Estadounidense gobierna Irak. Dirige los medios de comunicación, la policía y otras dependencias civiles. Ni un solo Iraquí toma decisiones por su país. En los meses siguientes, un gobierno interino controlado por los Estados Unidos tomara el lugar del ejército. Voces oficiales de los Estados Unidos dicen que podría tomar años antes de que el correcto sistema de gobierno propio sea restaurado al pueblo de Irak. Esta no es liberación de un pueblo.

Los pueblos del mundo dicen ¡no!

Antes de que empezara la guerra en Irak, millones de personas tomaron las calles de las ciudades y barrios a lo largo y ancho del globo. Estas protestas hicieron imposible que se ganara la aprobación de la mayoría de los gobiernos del mundo a tal guerra. Imposibilitaron a la administración de Bush para que empezára la guerra en Febrero o a principios de Marzo. Hicieron imposible el que se dijera que ésta guerra se estaba llevando a cabo con el consentimiento del pueblo estadounidense.

La administración Bush tenía que responder. Primero, cambiaron planes – toda vez la guerra empezó, y las tropas no encontraron evidencia de Armas de Destrucción Masiva, el plan numero uno paso a ser la liberación del pueblo Iraquí. Luego, cuando la guerra empezó, los medios de comunicación pidieron a los manifestantes que dejaran de protestar, o por lo menos que apoyáramos a nuestras tropas. Algunos manifestantes empezaron a sacar carteles o rótulos en los que se leía: “Apoyemos nuestras tropas, tráiganlas a casa.” El pentágono trabajó muy duro para esconder el costo en vidas civiles de la guerra - casi no habían imágenes de Iraquíes muertos o heridos, o bombardeos en áreas civiles. Todo esto fue dirigido a desmoralizar y dividir al movimiento y mantener a los manifestantes contra la guerra fuera de las calles.

A pesar de todo esto, las protestas continuaron en los Estados Unidos. Los números fueron menores pero la militancia creció. Muchas ciudades organizaron campañas masivas de acciones directas y desobediencia civil. Miles de arrestos fueron hechos en acciones que bloquearon caminos y puentes, cerraron oficinas federales, y se puso presión a los que profitan de la guerra. Activistas en contra de la guerra a lo largo y ancho del globo insistieron que los negocios no iban a ser lo que usualmente son mientras las bombas caerán en Basra o Baghdad.

Mantener la lucha

Mientras la ocupación se establece, activistas en contra de la guerra no están preguntando si las protestas deben de continuar, pero están buscando dirección y trabajando para asegurar los logros obtenidos en meses recientes. Cientos de miles de personas formaron parte de la lucha en contra de la guerra en Irak. Estas personas necesitan mantener la lucha, seguir envueltos en otras luchas anti-imperialistas, y pelear la guerra en casa.

Mientras que el sector militar y los varónes de la industria petrolera están en contubernio de bandidos, el costo de la guerra para la gente trabajadora en los Estados Unidos continúa creciendo. En Abril, 2003, el Congreso aprobó ochenta billones de dólares para apoyar el esfuerzo de guerra, mientras se preparaba el recorte de beneficios y asistencia social, educación y salud. Casi cada estado está afrontando una crisis presupuestaria, y planean resolver estas crisis con mas recortes, y despidiendo trabajadores del sector estatal. Por todo lo que se ha dicho, la guerra no salvó la economía.

La guerra racista en Irak acarreo mas ataques racistas en casa, incluyendo la investigación y detención de Árabes y otros grupos de inmigrantes, diferencias raciales en los aeropuertos, y crímenes de odio. Y cuando se trata de corte presupuestario, comunidades oprimidas y los programas que les asisten, serán los más afectados.

En lugar de permanecer en silencio, el pueblo debe de hacer que la Administración Bush pague un alto precio por todo esto – por los pozos petrolíferos de Irak, y por los asaltos en contra de los pobres y la clase trabajadora aquí en casa. Activistas en contra de la guerra, deben de luchar aun más duro, para poner fin a la ocupación militar en Irak, en contra de la agresión Estadounidense en contra de Koréa del Norte, Colombia o donde sea, y finalmente por la igualdad y necesidades humanas aquí en casa.

inspector