Saturday September 21, 2019
| Última actualización: Saturday at 6:35 PM
Servicios sociales

Blanco de los politicos

por Adam Price |
July 1, 2002
Leer más artículos en
(Fight Back! News)

Comunidades pobres y de clase trabajadora, ya azotadas por los cesos y reducciones dehoras de trabajo que resultan de la recesión económica, están a punto de sufrir aun mas como los gobiernos estatales y municipales empiezan a cortar los servicios de salud, escuelas y gobierno local, cosas necesarias para nuestras familias.

La recesión ha causado una caída grande en los ingresos de los estados. En Abril, las entradas de los gobiernos estatales mostraron una baja de 20% en comparación con el año anterior. Ademas, las pérdidas en la bolsa de valores ha obligado a algunos gobiernos locales y estales a contribuir mas a los fondos de jubilación de sus empleados. Esta baja en ingresos estatales ha causado que algunos estados han cortado programas y aumentado impuestos. Aquí en California, el deficit que se proyecta es de $25 mil millones, de un presupuesto total de $100 mil millones.

Los estados tambien se encuentran atrapados por la política federal de obligarles a cubrir mas de los costos de bienestar social, en términos de ayuda pública y cuidado de salud. Durante una recesión económica, la demanda para estas servicios aumenta (por ejemplo, el número de personas recibiendo ayuda pública ha aumentado por primera vez en varios años), pero los estados están recibiendo menos ingresos. Porque los estados tienen que balancear a sus presupuestos (cosa que el gobierno federal no necesita hacer) esto significa recortar programas precisamente cuando hay mas necesidad.

Algunos estados, como Missouri y Massachusetts, se han encontrado en una situación tan apretada como para haber necesitado que han demorado la entrega de dinero extra que pagaron los ciudadanos en impuestos. La legislatura de Oregon ha hecho recortes grandes en el presupuesto de las escuelas. El gobernador "Nuevo Demócrata" de California, Gray Davis, ha intentado balancear el presupuesto por medio de cortar servicios de salud para los pobres, cesar a los empleados estatales, pasando la responsibilidad de programas sociales a los condados, y usando dinero prestado, proveniente de los resultados de la demanda en contra de la industria de tabaco, y de distritos escolares.

Minnesota se ha encontrado en una situación presupuestuaria tan mala como para hacerlo recurrir a mecanismos de contabilidad tipo Enron, y con ataques a los servicios sociales. Esto significa que mas tarde este año va a haber una crisis aun mayor. Illinois planea atacar a los empleados públicos. La respuesta de los gobiernos estatales a las deficiencias presupuestuarias es sencilla. Los políticos intentan balancear sus presupuestos en los hombros de los pobres y los trabajadores. En este proceso los mas afectados son las minorías oprimidas.

La crisis de los presupuestos estatales tambien afecta a los municipios y los condados, quienes reciben gran parte de sus fondos del estado. Durante la última recesión, en 1991, California balanceó su presupuesto principalmente cortando los fondos a los condados, que hacían la mayor parte de los servicios sociales. Estas entidades ademas de muchas organizaciones no-lucrativas, se encuentran doblemente impactados, como sus ingresos se van bajando mientras que la necesidad para sus servicios se aumentan.

Por supuesto, si los políticos no fuesen títeres de las grandes corporaciones, sería posible balancear los presupuestos mentras que se mantenían, o hasta expandían, a los servicios sociales. Aqui en California, organizaciones de consumidores, de comunidades y sindicatos, juntos con algunos políticos locales, lucharon a favor de un aumento de impuestos en personas de alto ingreso. Pero la resistencia de la legislatura republicana y el gobernador demócrata paró a este esfuerzo. En vez de eso, el gobernador pretende aumentar los impuestos de cicarros y gasolina, mas imponer un pequeño aumento en los impuestos de ventas, lo que no afecta especialmente a los ricos que son los que pueden pagar mas.

La "guerra en contra del terrorismo" del presidente Bush y sus aumentos de las fuerzas armadas significan que el gobierno federal no da tantos recursos a los servicios de salud y escuelas. Esto aprieta mas a los presupuestos estatales y municipales, que pagan casi la totalidad de los costos de las escuelas. El gobierno federal tambien pudiera ayudar transferiendo mas dinero a los gobiernos estatales y locales. Lo mejor sería si el gobierno federal pudiera cancelar a los cortes de impuestos de los ricos que se implementaron el año pasado, o si rediciera al presupuesto militar. Pero aun sin pedir esto de parte de los político, el gobierno pudiera conseguir dinero prestado y transferir una parte a los gobiernos estatales y municipales, ya que no existe ningún requesito que el presupuesto federal sea balanceado.

Ahora mismo, muchos políticos están utlizando a la crisis del presupuesto para sacar ventajas para las elecciones de Noviembre. Aquí en California, el gobernador está amenazando de parar los cheques de ayuda pública y los fondos para servicios sociales si los republicanos no le aprueben su presupuesto. Piensa echar la culpa a los republicanos con tal de avanzar su campaña re-eleccionista. Los gobiernos municipales y de los condados se van a encarar con mas cortes presupuestuarios cuando se revisa al presupuesto al fin del verano. Los sindicatos y organizaciones comunales deben prepararse ahora mismo para resistir a los cortes de programas que nos acercan.

inspectorrandoness