Wednesday September 18, 2019
| Última actualización: Tuesday at 7:06 PM
Entrevista exclusiva

Lider filipino dice "fuera tropas EEUU"

por Redacción |
July 17, 2002
Leer más artículos en

La siguiente es una entrevista exclusiva con el principal negociador del Frente Democrático Nacional (FDN) de Filipinas, Luis Jalandoni, quien ha representado el FDN en las negociaciones para la paz con el gobierno de Filipinas. El FDN es una alianza de organizaciones revolucionarias que surgen de diferentes sectores de la sociedad Filipina, incluyendo sindicatos, organizaciones de campesinos, mujeres, estudiantes, y organizaciones religiosas. El FDN también incluye el grupo insurgente Nuevo Ejército Popular de Filipinas.

¡LyR!: La administración del Presidente Bush dice que los militares estadounidenses van a las Filipinas debido a la amenaza que representa el grupo Abu Sayyaf. ¿Que hay de cierto en eso?

Respuesta: El grupo Abu Sayyaf es un grupo pequeño de bandidos que sólo tiene entre 60 y 80 miembros, creado por la CIA y sus aliados dentro del ejército Filipino en 1991 para desestabilizar el Frente Moro para la Liberación Nacional (MNLF, por sus siglas en ingles). El MNLF, encabezado por Nur Misuari, se rindió ante el gobierno de Manila en 1996. Actualmente hay 14 batallones de tropas Filipinas y alrededor de 1,000 tropas estadounidenses en la isla Basilan, que sólo tiene un tamaño de 1,300 kilómetros cuadrados, armados con el equipo militar más sofisticado, para atacar a las 60 u 80 personas de la pandilla secuestradora Abu Sayyaf. Abu Sayyaf es sólo una excusa débil para reestablecer la presencia militar estadounidense en las Filipinas después de que en 1991 un movimiento fuerte y amplio y el Senado Filipino botaron a las tropas estadounidenses. Desde entonces, EEUU ha intentado reestablecer su presencia militar en las Filipinas a través del Acuerdo de Adquisición y Servicio Mutuo (ACSA) y el Acuerdo del Estatus de las Fuerzas (SOFA). Los dos acuerdos recibieron una fuerte oposición popular y no lograron imponerse. Pero, en 1999, EEUU convenció al régimen de Estrada que aprobara el Acuerdo de Fuerzas Visitantes (VFA). Desde entonces, EEUU ha intentado lograr un Acuerdo de Apoyo Logístico Mutuo (MLSA) para legalizar bases militares para las tropas estadounidenses en las Filipinas. La llamada "guerra contra el terrorismo" global de Bush, con el apoyo sumiso del gobierno en Manila, es la excusa más reciente para la presencia militar estadounidense en las Filipinas. La Presidenta Macapagal-Arroyo ya ha declarado que quiere la presencia estadounidense en mas ejercicios de guerra Balikatan y que estas fuerzas militares sean "mejor distribuidas geográficamente" a través de las Filipinas, y que no se limite a la isla Basilan.

¡LyR!: ¿Por qué EEUU intenta mantener control sobre las Filipinas?

Respuesta: EEUU quiere asegurar sus intereses geopolíticos y económicos en toda la región del sureste de Asia, y quiere controlar las rutas aéreas y acuáticas que atraviesan el sureste de Asia entre el océano Indico y el océano Pacífico, y entre el lejano oriente y el hemisferio sur. EEUU intenta suprimir las fuerzas de liberación nacional, y las fuerzas anti-imperialistas, así como también fuerzas y movimientos progresistas en el sureste de Asia. En las Filipinas, sus blancos son el Ejército Nuevo del Pueblo (NPA) encabezado por el Partido Comunista de las Filipinas y también el Frente Moro para la Liberación Nacional (MILF) y sus Fuerzas Armadas Islámicas Bangsamoro (BIAF).

¡LyR!: ¿Cómo se siente el pueblo Filipino sobre la llegada de las tropas estadounidenses? ¿Hay una oposición organizada en contra de la intervención creciente estadounidense?

Respuesta: Han habido manifestaciones fuertes con mucha frecuencia en las afueras de la embajada estadounidense en Manila y en los campamentos militares en Basilan, Zamboanga, Cebu y otras ciudades y provincias en las Filipinas. Se ha formado una coalición amplia que se llama "¡Fuera tropas estadounidenses!" y es muy activa. En amplias manifestaciones realizadas en EEUU en ciudades como Washington, San Francisco, entre otras, se ha condenado la intervención militar estadounidense en las Filipinas. También han habido fuertes manifestaciones en varias ciudades de Canadá, en Hong Kong y en otras partes del mundo.

Además la firme oposición expresada por las fuerzas clandestinas ha sido muy significativa. El Partido Comunista de las Filipinas, el Ejército Nuevo del Pueblo que tiene 128 frentes guerrilleros a través del país, y el Frente Nacional Democrático de las Filipinas han expresando su determinación de resistir a la intervención militar estadounidense que esta creciendo y que corre el peligro de llegar a ser una guerra de agresión en contra del pueblo Filipino. Estos grupos han pedido a la comunidad internacional, incluyendo al pueblo estadounidense, a que se levanten, tal como lo hicieron durante la guerra de agresión estadounidense en contra de Vietnam, que se opongan firmemente a las políticas agresivas de Bush. El Frente Moro para la Liberación Nacional también ha declarado su condenación y oposición a la intervención militar estadounidense.