Wednesday June 26, 2019
| Última actualización: Tuesday at 7:04 PM
¡Ya no Soportamos mas Esto!

Protesta de 400 Trabajadores en Contra de las Diferencias Raciales de Salarios

por Joe Iosbaker |
June 7, 2001
Leer más artículos en
Trabajadores de la UIC exigen un contrato justo.
Trabajadores de la UIC exigen un contrato justo. (¡Lucha y Resiste!/Joe Iosbaker)
Trabajadores marchan
Trabajadores de UIC ya no aguantran diferencia racial de salario.

Chicago, IL - El 5 de Junio, 400 trabajadores, miembros del local 73 del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU), protestaron en el lado oeste de Chicago. Han estado luchando para conseguir un contrato nuevo con la Universidad de Illinois dsde el primer de Octubre.

Los trabajadores se encontraban muy entusiasmados. Dos tornos completos salieron para protestar, cantando y haciendo mucho ruido durante 3 horas, durante la primera hora en una aguacera. El mensaje que enviaron a la gerencia es de exigir que los salarios de la Universidad en Chicago sean iguales a los que pagan en la Universidad de Illinois en Champaign. La mayoría de los empeados de la Universidad en Chicago son afroamericanos, mexicanos y puertorriqueños, pero los que trabajan en Champaign son mayormente blancos anglo-parlantes. En el plantel de la Universidad en Chicago, por promedio, se paga $2.12 por hora menos que en Champaign-Urbana y Springfield. Bill Silver, negociador principal del sindicato, les dijo a los manifestantes que "los títulos de los empleos son los mismos, el trabajo que se hace es parecido-solo los salarios son discriminitorios y desiguales".

Willie English, un mayordomo en el dervicio de conserjes y un integrante del comité de negociaciones, gritó "respétenos, no nos den la espalda", y los trabajadores gritaron que estaban de acuerdo.

Local 73 representa a mas de 800 trabajadores, incluyendo trabajadores de mantenamiento, de aseo, conserjes, de comida, de estacionamento, técnicos de enfermería, y ayudantes de médicos.

Ademas de mejoras salariales, los trabajadores están luchando para defender a sus derechos de antigüedad en el trabajo. Empleados de larga estancia deben poder escoger tornos y días libres que les permiten tener tiempo con sus familiares. Ademas, la Universidad de Illinois en Chicago emplea muchas personas de tiempo parcial, que no reciben ningun beneficio y carecen de seguridad en el trabajo.

Universidad de Illinois-Chicago una Fortaleza en la Lucha

La Universidad de Illinois en Chicago tiene mucho mas recursos materiales en comparación con su situación 10 años atrás. Reciben anualmente $350 millones del gobierno estatatal, 5% mas que el año pasado, la colegiatura de los estudiantes, 7 casi $200 millones en donativos para investigaciones científicas. Ademas, el número de visitas de pacientes a una clínica nueva se ha aumentado por doble. Pero los ricos y los pobres no han beneficiado de manera igual. Hay mucho mas posiciones de alta gerencia, y los salarios de la gerencia se han duplicado. Yolanda Noyal, que trabajo en el servicio de consejres, dijo "Les aumentan los salarios a los patrones, a nosotros ¿porque no?".

Una gran parte del problema en la Universidad de Illinois surge a raíz del crisis de ganancias en la industria de servicios de salud. El año pasado, los HMO (Organizaciones de Mantenamiento de Salud) aumentaron sus ganancias, bajando a la vez lo que están dispuestos a pagar a los hospitales y clínicas para cada visita. El gobierno federal ha recortado a los programas de Medicaid y Medicare. El gobierno federal tampoco da tanto dinero para las universidades como en el pasado. Tanto por el gobierno estatal como por el federal, en cuanto servicios de salud y educación, si algo no ayuda a los ricos, no le proporcionan fondos. Desde 1996, los empleados de la universidad han estado luchando en contra ataques cada vez mas grandes. Greg Hardison, un conserje en el Hospital de la Universidad y un delegado del sindicato, dimo "el año pasado tuvimos que protestar en contra de la privatización de todo el centro médico, el año anterior, en contra de la privatización de trabajos de aseo; el año antes de aquel, protestamos en contra de la disciplina injusta aplicada al delegado sindical Randy Evans; y antes de eso, manifestamos en contra de la gerencia cuando empezaron a eliminar trabajos. Randy Evans, actualmente un integrante del comité de negociaciones, dijo "esta administración parece al 'terminador', nos sigue atacando y atacando, pero nosotros seguimos resistiendo".

Audiencias en la Legislatura Estatal

Esta muestra de fuerza fue la respuesta del local 73 a los ataques por parte de la Universidad. Los trabajadores gritaban: "Universidad de Illinois, ya no soportaremos mas". Los trabajadores del local 73 se amontonaron en las oficinas de relaciones laborales al fin de la manifestación para presentar su queja en contra de la desigualdad de salarios, firmado por 350 empleados. Greg Parran, negociador de la Universidad, negó hablar con los trabajadores, pero llamó a la policía y se escondió en su oficina. Los trabajadores pegaron sus demandas a su puerta y se fueron gritando "Sin contrato, no habrá paz".

Christine Boardman, presidente del Local 73, anunció que el sinicato está exigiendo que la legislatura estatal ausipicie audiencias públicas sobre la discrepancia racial de salarios entre planteles de la universidad. El senador estatal Donnie Trotter, quien presenció la manifestación y quien es el presidente de la agrupación de legisladores afroamericanos en Springfield, y el senador estatal Barack Obama, tambien presente, prometieron apoyar a tales audiencias.

Otras organizaciones que apoyaron a la manifestación incluyeron la Asociación de Enfermeras de Illinois, Trabajadores con Justicia, La Organización de Estudiantes Posgraduados/Empleados de la Universidad, y la Federación Laboral de Chicago. Margaret Blackhere, presidente de la AFL-CIO de Illinois, vino a prometer su apoyo y de los 1,000,000 o mas miembros de su federación para esta lucha.

Al terminar la manifestación los empleados gritaban "vamos a regresar" y el espiritú de unidad del local 73 indica a la gerencia de la universidad de que esto es una promesa que se cumplirá.

inspector