Sunday January 19, 2020
| Última actualización: Saturday at 4:16 PM
Decenas de Miles Dicen

'No' a la Guerra y al Racismo en Washington D.C.

por Meredith Aby-Keirstead y Kim DeFranco |
October 1, 2001
Leer más artículos en
Una muchedumbre con pancartas en la marcha anti-guerra en Washington, D.C.
Decenas de miles de personas se manifestaron en contra de la guerra y la ola de violencia racista (¡Lucha y Resiste!/Kim DeFranco)
Una muchedumbre con pancartas en la marcha anti-guerra en Washington, D.C.
Decenas de miles de personas se manifestaron en contra de la guerra y la ola de violencia racista

Washington, D.C. - Decenas de miles de personas se manifestaron el 29 de septiembre para rechazar el impulso de guerra y la ola de violencia en contra de los Arabes y los musulmanes que esta ha desencadenado.

Desde la plataforma en Freedom Plaza, James Creedon, un paramédico que rescató personas del World Trade Center, dijo "No queremos ver la muerte de personas inocentes, mujeres, hombres, y niños en una guerra racista. Debemos levantarnos para decir ¡No! ¡No queremos una guerra en nuestro nombre!

La manifestación fue iniciada por la nueva coalición que se llama International A.N.S.W.E.R (Actuamos Ahora para Acabar la Guerra y Terminar el Racismo, o 'Respuesta Internacional', por sus siglas en ingles). También hubo una protesta grandísima el mismo día en San Francisco, California.

Esta ola poderosa de sentimiento anti-guerra mostró que [email protected] [email protected] no apoyan la guerra del gobierno de los Estados Unidos en contra de Afghanistán, y tampoco se van a quedar [email protected] frente a los ataques racistas en contra de los Árabes y musulmanes aquí en los Estados Unidos. Las 20,000 personas congregadas en DC exigieron la paz y enseñaron al mundo que no apoyan intervención militar. Con este acto, el movimiento anti-guerra mostró una solidaridad inmensa con los pueblos del medio oriente y del sur de Asia, apenas una semana antes de que la administración de Bush empezara el bombardeo en contra de Afghanistán.

Craig Newman, miembro del sindicato AFSCME local 1022 dijo, "Es positivo ver tanta gente aquí. Perdimos muchos hermanos y hermanas aquel día. Ellos trabajaron muy fuerte por muchos años en sus sindicatos como activistas. Nuestra tristeza es profunda. Pero Bush quiere manipular nuestra tristeza para empezar una guerra. Lo que quiero decir es que tomemos nuestra tristeza y nos organizemos para asegurar que no perderemos ninguna otra persona querida."

El 11 de septiembre, aviones secuestrados atacaron el World Trade Center y el Pentágono, tomando la vida de aproximadamente 6,000 personas. Mientras el país se acongoja por esta pérdida inmensa de tantos civiles, la administración de Bush está utilizando estos ataques para justificar la acción militar en contra de Afghanistán, y potencialmente en contra de Irak.

Antes de los ataques, ya existían opiniones dentro de la administración de Bush a favor de tomar acciones militares en contra de Afghanistán, y para aumentar la guerra en contra de Irak. Actualmente, aviones militares de los Estados Unidos e Inglaterra bombardean Irak casi diariamente.

El Reverendo Graylan Hagler, máximo ministro de la Iglesia Congregacional Unida en Cristo de Plymouth (Plymouth Congregational United Church of Christ), dijo: "Haz a los otros lo que quieres que hagan contigo. Bombardeamos a Irak por diez años, y les dimos armas a todo tipo de líderes despóticos para reinforzar la opresión, ¿y todavía nos sorprende que nos odien? Déjame decirte algo, no apoyamos ningun terrorista, no importa que sean de los Estados Unidos o de otro país. ¡Nosotros apoyamos a las personas de todo el mundo que luchan por obtener paz y justicia con dignidad y auto determinación!"

Desde el 11 de septiembre, el pentágono ha movilizado 28,000 tropas, docenas de buques de guerra y cientos de aviones bombarderos al medio oriente y el sureste de Asia. El siete de octubre, los Estados unidos y Gran Bretaña iniciaron ataques aéreos en contra de Afganistán. La administración del presidente Bush está usando las muertes del World Trade Center como un pretexto para iniciar una guerra que han estado considerando desde hace mucho tiempo.

La manifestación realizada en Washington, D.C., unió a personas de diferentes sectores de la sociedad, desde líderes religiosos, defensores de los derechos civiles, sindicalistas, activistas estudiantiles y organizadores comunitarios. La asistencia masiva de las diferentes universidades fue un factor importante en el éxito de la manifestación. Hubieron estudiantes de todo el país incluyendo: Vassar, Gettysburg, Universidad de Minnesota, Nebraska, Columbia, Bard College, Oberlin, Howard y de cuatro anexos de la Universidad de Wisconsin.

Kara Ferguson, estudiante de la Universidad de Minnesota, vino como representante del Comité Anti-Guerra de Minnesota. Sobre la manifestación ella expresó: "Fue un encuentro de personas de todas las edades que se unieron para apoyar la paz. Lo que me causó mucha impresión fueron las personas que me acompañaron en el bus, ya que [email protected] de [email protected] no sólo han protestado en contra de esta guerra, sino que lo han estado haciendo desde la guerra en Vietnam. Pienso que mostramos un gran mensaje de solidaridad hacia la gente del sur de Asia y también del medio oriente."

Marwa Hassoun, de la Coalición para la justicia en Palestina, participó en la manifestación en D.C. Ella dijo: "Fue muy importante para [email protected] [email protected] participar en la manifestación y mostrar que hay oposición a la guerra en este país y también así confrontar la propaganda de los medios de comunicación y del gobierno de los Estados Unidos. Fue algo muy poderoso tener 20,000 manifestantes en un solo lugar y decir no a la guerra y no al racismo.

Leslie Feinberg de la organización Bandera de Arcoiris para Mumia (Rainbow Flags for Mumia), dijo: "también [email protected] hemos llorado la muerte de [email protected] [email protected] cuando la propagación del SIDA se agudizó tanto aquí como en Surafrica. A [email protected] [email protected] inmigrantes documentados o indocumentados, les decimos: sabemos que no hay fronteras en la lucha de los trabajadores. A [email protected] [email protected] [email protected] les decimos: estamos con ustedes en su lucha por la justicia; también apoyamos su justo derecho de regresar a sus tierras y también terminar con la ayuda de 10 millones de dólares que Estados Unidos envía a Israel. Finalmente, a [email protected] [email protected] [email protected], árabes, asiáticos del sureste, y a [email protected] [email protected] musulmanes, estarémos trabajando para terminar la guerra racista de los Estados Unidos.

Teresa Gutierrez, de la coalición ANSWER en Nueva York, dijo: "Nosotros los neoyorquinos decimos 'no' a los ataques racistas."

Stephanie Simard, del grupo Women's Fight Back Union dijo: "[email protected] [email protected] nos morímos aquella mañana. Millones de mujeres y niños de todo el mundo se despiertan cada día a enfrentar este tipo de terror. Y este terror es hecho en los Estados Unidos. Para entenderlo mejor, quiero hablar de estos decenas de billones de dólares que van para pelear en esta guerra racista. ¿Este dinero construirá centros para los jóvenes? ¿Este dinero irá a la salud? ¿ Ayudará a los jóvenes para educarse? ¿Reconstruirá Nueva York y todos los trabajos perdidos? Y ¿ayudará a las familias y los individuos que han sufrido de ataques anti-arabes y anti-musulmanes desde el 11 de septiembre y siempre? ¡No, el dinero no hará estas cosas! La programa de Bush es anti-mujer, anti-gay, y es en contra de [email protected] de [email protected]"

Sam Jordan, de Familia y Amigos Internacionales de Mumia Abu-Jamal, criticó fuertemente a Bush y el primer ministro de Israel, Sharon. El dijo: "[email protected], mando saludos de Mumia Abu-Jamal, quien ha pasado 20 años viviendo en 'la sala de la muerte'. 'No' a la guerra racista fuera del país, y 'no' a la guerra racista dentro de los Estados Unidos. Debemos meter a la carcel a George Bush y su gemelo malvado Ariel Sharon. En sus cinco años como gobernador [de Tejas] la única cosa que conocemos de George Bush es que hizo 152 ejecuciónes. Nunca será conocido por otra cosa. Ariel Sharon podría vivir mil años, pero todavia será conocido principalmente por sus ataques en contra de [refugiados [email protected] en] Sabra y Shatila."

Los manifestantes marcharon desde Freedom Plaza hasta el capitolio. Se oyeron sus gritos desde muchas millas cuando miles de personas mostraron su desacuerdo con el plan del gobierno para iniciar una guerra muy rapidamente. Los manifestantes gritaron los slogans: "George Bush: ¡No queremos tu guerra racista!" "Nuestra Tristeza no es un grito pro-guerra!" "No guerra en nuestro nombre; Islamismo no tiene la culpa!" "Esta guerra racista tiene que terminar!"

Esta manifestación muestra el principio de un movimiento nacional para terminar la guerra estadounidense en contra de Afghanistán, y para prevenir una guerra más amplia en contra de Irak y otros países en el medio oriente. Después de que los Estados Unidos empezara sus ataques en Afghanistán el 7 de Octubre, hubieron protestas a través de todo el país en contra de la guerra, en ciudades como Baltimore, Boston, Chicago, D.C., Los Angeles, Minneapolis, Filadelphia, y San Francisco.

Steff Yorek, una lidereza de la Organización Socialista en Camino hacia la Liberación (Freedom Road Socialist Organization), dijo: "Estamos aquí para mostrar una oposición hacia la politica del gobierno estadounidense en Afghanistán y el medio oriente. Esta guerra estadounidense solamente creará mas injusticia. Es vital que nos manifestemos y que construyamos un movimiento poderoso en contra de la guerra."

inspectorrandoness