Monday December 9, 2019
| Última actualización: Sunday at 10:44 PM
El Pueblo del Parque Humboldt

Póngase de pie a los abusos policíacos y la brutalidad policíaca

por Stephanie Weiner |
September 18, 2000
Leer más artículos en

Chicago, IL - No queda la mas mínima duda de que la Policía de Chicago tomó como su blanco especial el vecindario de Humboldt Park este verano pasado. Tampoco hay duda que el pueblo de Humboldt Park ha sabido resistir.

El 19 de Julio, una bala perdida de un tiroteo callejero mató a un joven inocente de 12 años de edad, Miguel de la Rosa. La policía detuvo a Joseph López y lo acusaron del tiro fatal. Pocas horas después ya se hablaba de la pena de muerte. En forma de respuesta, su familia y sus amigos escribieron su propio volante y organizaron una conferencia de prensa enfrente de su propia casa, para decir que la policía había detenido a una persona equivocada. Después de cuatro días de esta clase de presión, Joseph López fue declarado inocente de todas acusaciones y fue puesto en libertad, mientras que los policías se dedicaban a perseguir a otros sospechosos.

Lejos de pedir el perdón de la familia López, el alcalde Richard Daley intentó echar la culpa a toda la comunidad, declarando "el error de la policía sucedió por culpa de los residentes del vecindario que emplean un 'código de silencio' hacía la policía".

Justicia para Kevin Morales

Aquella misma noche, a la distancia de unas cuantas cuadras, oficiales de la Policía de Chicago fusilaron, golpearon y mataron a un joven de 17 años, Kevin Morales. Los testigos dicen que los últimos disparos ocurrieron después de que a Kevin Morales lo tenían esposado. Cuando los vecinos salieron a ver lo que sucedía, los policías arrestaron a dos jóvenes que intentaban prestar ayuda a Morales, mientras que se esperaba 30 minutos para la llegada de una ambulancia. En los días siguientes, los policías arrestaron a 8 mas personas que intentaban proteger a las flores, fotos y velas que los vecinos pusieron en el lugar donde Morales murió. En un momento usaron "mace' y tres camionetas de policía para dispersar a las personas que mantenían una vigilia.

No se van a tolerar las cacerías generales

El 5 de agosto, la policía utilizó la muerte original por tiroteo de Miguel de la Rosa como pretexto de desplegar a 100 mas policías de patrulla. La campaña de represión fue tan grande que la Zona 5 envió un centro de comando móvil en una camioneta para tramitar a todos los residentes que llevaron detenidos para pruebas de drogas.

El 9 de Septiembre, el barrio de Humboldt Park respondió con un mitin popular y una marcha a la delegación de policía del Distrito 14. Ruth Peña, hablando en esta ocasión, explicó el motivo por el aumento de fuerza policial en el vecindario: "Humboldt Park es un vecindario donde existe un proceso rápido de desalojamiento de gente pobre. Estamos siendo desalojado por el barrio de viviendas costosas de Bucktown al este y Logan Square hacía el norte. Pero no nos van a poder desalojar por la fuerza-no los agentes de bienes raíces, no por la policía que convierte a los jóvenes afroamericanos y latinos en blancos de represión y no por las cárceles que buscan lucrar de la situación".

Marcha a la Delegación de Policía

Efraín Sierra, padrastro de Kevin Morales, enfrentó a un comisionado de la policía al llegar la marcha, que ya sumaba 100 personas, llegó a la delegación de policía. "¡Quiero que me den los nombres de los policías que hicieron esto! ¡Quiero que los lleven a la corte! ¡Quiero ver los reportes médicos! ¡Exijo justicia!

Las familias toman la palabra

Muchas familias que asistieron al evento hablaron de jóvenes del vecindario que han sido condenados por asesinatos que jamás cometieron. El Comité Exigimos Justicia sabe de 10 casos en los cuales el detective Reynaldo Guevara en la Zona 5 falsificó evidencia en contra de miembros de sus familias. El Comité ha recopilado datos sobre 20 casos hasta ahora. En ni un solo caso de estos hubo evidencia física que conectaba a estos hombres con los crímenes en cuestión.

Uno de los hombres en un caso de este grupo, Mario Flores, está esperando de que se le cumpla una sentencia de muerte. Esther Hernandez, una madre de un hijo sentenciado a 100 años de cárcel y con otro hijo que espera un juicio, dijo "tengo confianza de que la justicia se cumpla en los casos de ambos de mis hijos". Ruth Peña, una fundadora del Comité, está de acuerdo. "Mi hermano fue condenado a 60 años por razón de evidencia falsa presentado por el detective Guevara." Sonriente, dijo a la gente presente: "pero protestamos y ganamos. Al caso de mi hermano fue apelado exitosamente y ahora anda libre. Delante de nosotros, hay mas victorias".

"Cualquier cosa que puedo hacer para el pueblo"

Una semana después, el 16 de Septiembre, el hermano de Ruth, Angel Rodriguez, recién puesto en libertad, asistió en una marcha para exigir justicia para Freddy Mason, un afroamericano homosexual que fue violado sexualmente por un policía mientras que estaba detenido. Rodriguez dice "por fin el pueblo empieza a resistir. Empiezan a ver que tan malo es el sistema. Cualquier cosa que puedo hacer para el pueblo, lo voy a hacer". Termina con un mensaje para los muchachos en la cárcel: "Aguanten, la verdad va a salir."

inspector